La inexplicable complejidad

Baal HaSulam, “La Esencia de la Sabiduría de la Cabalá”:

La sabiduría no es ni más ni menos que una secuencia de raíces, las cuales se descuelgan por la vía de causa y consecuencia, por medio de reglas arregladas, determinadas, entretejidas en una sola meta exaltada, descrita como “la revelación de Su Deidad a Sus criaturas en este mundo…”

De hecho, si tú tomas el cuerpo de un pequeño animal, cuya única tarea es nutrirse solo para poder existir en este mundo el tiempo suficiente para engendrar y continuar su especie, encontraras en ello una estructura compleja de millones de fibras y tendones, como los fisiólogos y anatomistas lo han descubierto.  Y allí hay mucho más que los humanos aún tienen que encontrar. Desde arriba, tú puedes concluir la vasta variedad de temas y canales que necesitan conectarse para poder alcanzar y revelar la meta sublime.

Los sistemas son complicados también en este mundo, debido a los infinitos tópicos que están conectados. Nosotros no podemos ni siquiera imaginar la complejidad de las conexiones que sustentan la vida en un cuerpo, aunque solo fuera por una duración limitada de tiempo. Esta complejidad no se deriva del hecho de que alguien lo sintió así. Esto comenzó a partir de la forma esencial de los átomos y las moléculas que se conectaron para que puedan formarse conexiones a través de las cuales los sistemas del cuerpo se estabilicen: el sistema linfático, el sistema circulatorio, el sistema nervioso, etc. Eventualmente todos estos sistemas operan en una harmonía mutua cooperativa.

Así, el cuerpo se desarrolla como debería. Para poder sustentar la vida fisiológica en un mínimo nivel, para que sea posible elevarse de él a la existencia espiritual, hay una necesidad de un sistema complejo, elegante.

Es lo mismo en la espiritualidad, pero aquí es infinitamente grande la complejidad, la incorporación mutua. La ciencia convencional explora solo una parte de nuestro mundo, mientras que los cabalistas alcanzan diferentes fenómenos al penetrar en su profundidad, todo el camino hacia sus ramas, alcanzando la Luz y la vasija básicas.

Ya que es imposible expresar esto en palabras para que seas capaz de imaginarte algo, los cabalistas se limitan a sí mismos a las reglas básicas al describir los Partzufim, líneas, círculos, Luces, vasijas, Sefirot, Reshimot, etc. Ellos nos cuentan todo acerca de los mundos, acerca del sistema de la Santidad, y de la impureza, porque ellos no quieren confundir a la gente al entrar en una gran profundidad, y solo nos hablan acerca de las conexiones básicas con las fuentes, en un lenguaje adecuando que lo entienden solo aquellos que han alcanzado la espiritualidad.

Aun sin esto, las fuentes cabalísticas que fueron reveladas causaron confusión y trajeron mucho daño, ya que la gente las cito fuera de contexto y describió imágenes al tratar de conectarlas con nuestro mundo. Así fueron publicados varios libros que describían todo tipo de encantos, los cuales interfieren seriamente con el entendimiento correcto, serio y puro del mundo espiritual. Finalmente esto solo confundió al público en general. El conocimiento y el entendimiento que los cabalistas querían transmitirse unos a otros, alcanzaron los recipientes incorrectos, fueron distorsionados y se convirtieron en todo tipo de “sustitutos” diferentes.
(80344)
De la 3º parte de la Lección Diaria de Cabalá del 6/08/12, “La Esencia de la Sabiduría de la Cabalá”

Material Relacionado:
Revelación de la Cabalá al mundo, ¿para bien o para mal?
Tres condiciones para la revelación de la luz
Reemplazando la conexión física

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta