La Psicología como un espejo que refleja el desarrollo del ego

La evolución humana ocurre como resultado del desarrollo del ego. Al existir dentro de la naturaleza inanimada, vegetativa, y animada, la persona constante y dinámicamente se desarrolla bajo la influencia de los deseos egoístas que superan a los deseos primitivos simples y se vuelven cada vez más complejos.

Los deseos están divididos en deseos físicos por comida, sexo, y familia, y en deseos humanos como riqueza, respeto, control, y conocimiento, y necesidades espirituales.

Si dividimos en secciones el eje temporal sobre el cual se desarrolla la humanidad, entonces desde el siglo 5 antes de la era común aproximadamente, hasta el siglo 5 E.C. las personas aspiraban a la riqueza. Por supuesto, la época exacta es debatible ya que todo depende de las civilizaciones de las que estemos hablando.

Del siglo 5 hasta el siglo 15, creció el deseo por poder y respeto. La edad media nos es sólo un periodo de tiempo en el cual la humanidad se congeló, sino un periodo de profundo desarrollo interno al que caracterizan eventos muy serios, como las cruzadas, etc.

La siguiente etapa en el desarrollo del deseo es del siglo 15 al siglo 20 y le caracteriza el anhelo por el conocimiento.

Después de eso, todo empezó a declinar y desde el principio del siglo 20 comenzamos una nueva era, la era de la necesidad consciente por alcanzar el significado de la vida.

Aun cuando pasamos por las primeras indagaciones sicológicas en los  pictogramas del antiguo Egipto, por Platón, y los antiguos griegos, esto fue en el nivel que todavía no toca la esencia interna del hombre, ya que aún no fue revelada en personas ordinarias y tampoco en grandes personalidades que pudieran ser estudiadas.

Sólo tras satisfacer los deseos físicos y los humanos, entramos al área de las necesidades espirituales que pertenecen al alma de la persona, lo cual significa no la forma en que vive, lo que inventa, y cómo funciona en la vida, sino la esencia de su existencia, su personalidad, y el significado de su desarrollo. Entonces aparece el serio asunto con respecto al conocimiento. Aquí nace la psicología. Sucedió al final del siglo 19 y el comienzo del siglo 20, pero en general todo eso nos lleva a nuestro tiempo.

Tras la primera fase del desarrollo de la psicología, comenzó su declive y la decepción acerca de sus habilidades. El traslado de la investigación y los nuevos descubrimientos hacia el simple trabajo psicológico tranquilizó a las personas en lugar de mostrarles el proceso de su desarrollo y de elevarlos y desarrollarlos.

Al entender hasta qué punto no entendemos este proceso, al percibir hasta qué grado no percibimos la meta de nuestro desarrollo, la psicología parece haberse vuelto un área práctica muy estrecha, reduciéndose y limitándose a aplicaciones prácticas, limitadas por el entrenamiento de diferentes expertos, al publicar varios artículos, y calmar a las personas usando diferentes métodos. El resultado fue que los psicólogos se volvieron sirvientes de las personas en lugar de tomar a las personas y elevarlas al próximo grado de desarrollo, que era lo que en realidad se esperaba de la psicología.
(81325)
De una “Charla sobre Formación Integral” del 5/24/12

Material Relacionado:
Intercambiando la desesperación con anticipación
Mantente enfocado
Igualdad para la meta final

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: