Las buenas intenciones y la correcta intención

Por un lado, los mandamientos que se cumplen “entre una persona y su amigo” son más importantes que los mandamientos “entre una persona y el Creador”, ya que partiendo del amor entre los seres creados uno llega al amor del Creador. Pero por otro lado, no debemos olvidar el objetivo final: debemos construir correctamente las relaciones mutuas entre nosotros sólo para conectarnos con el Creador.

De lo contrario, simplemente demostraríamos “idealismo” al tratar de superar la crisis, de mejorar el sistema educativo, de convertirnos en personas mejores y más felices… Todo esto está plagado de maldad y nos conduce a un colapso aún mayor. Después de todo, por medio de eso desviamos a la humanidad de su camino interior, llevándola hacia un camino lateral. Entonces la gente sentiría un sufrimiento aun mayor al tratar de dejar estos intentos, sin importar cuán maravillosos puedan parecer.

Nosotros queremos detener el hambre y hacer que todos estén sanos, llenarlos a todos con alegría. Pero si al mismo tiempo no buscamos la adhesión con el Creador, con la meta de la creación, si no tenemos la intención de darle alegría al Creador y permitirle revelarse a Sí mismo, entonces en vez del camino directo hacia Arriba, estamos eligiendo un camino lateral, y entonces serían necesarios más sufrimientos para retomar el camino.

Así que, por nuestras acciones aparentemente buenas, estaríamos obteniendo resultados negativos, como se nos dice: “Es mejor sentarse y no hacer nada”.

(80382 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 6/12/12, “Arvut” (Garantía mutua)

Material relacionado:

Sentimiento, mente y corazón en común
Apelando juntos al Creador
Qué precede a nuestras intenciones

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: