Los obstetras de la humanidad

El grupo es muy importante para nosotros porque puede convertirse en un “obstetra espiritual” para todos, es la fuerza que nos aparta hacia una sensación adicional de una realidad externa,para que no sintamos sólo este mundo. Si no fuera por el grupo, sentiríamos dolor, presión, y problemas dentro del “vientre” de este mundo hasta que finalmente encontremos la fuerza que puede hacernos nacer hacia la Luz.

Por lo tanto, incluso si nuestro mundo está lleno de sufrimiento, por sí mismo no es suficiente para hacer que nazcamos en el mudo espiritual, para darnos la percepción “más allá de lo corporal”. El poder del sufrimiento no es suficiente; necesitamos otra fuerza.

Hoy estamos experimentando el nacimiento espiritual de toda la humanidad, y de nuestro grupo, el grupo mundial de Bnei Baruj tiene que estar listo para el papel del “obstetra” de todo el mundo. Estamos siendo preparados para eso ahora, al ser desarrollados más rápido que el resto de la humanidad. Estamos siendo empujados un poco desde atrás y principalmente estamos siendo tirando hacia adelante.

A diferencia de los otros, no sólo experimentamos problemas en esta vida, de los cuales podríamos prescindir, sino que además sentimos la fuerza que tira de nosotros hacia adelante. Este es el “obstetra” que quiere ayudarnos a nacer más rápido, de manera que salgamos y nos convirtamos en el “grupo obstetra” para toda la humanidad, asistiendo la salida del vientre. Así son las cosas hoy.

En correspondencia, debemos entender que somos despertados sólo por una razón, para que en el futuro ayudemos al mundo. Es sólo por esto que cada uno de nosotros fue recompensado con la fuerza que tira de la persona de este mundo hacia el mundo superior. Todas nuestras acciones deben ser coordinadas con nuestro grupo, con todos los otros grupos, y con toda la humanidad.

La humanidad está atravesando un periodo de gran sufrimiento y presión, pero no hay fuerza que tire de ella hacia afuera, existe sólo una fuerza que empuja desde dentro. En general, sufre sin ningún objetivo. Las personas están haciéndose la pregunta urgente: “¿Qué debo hacer ahora?”  Y no tienen respuesta. Esto se relaciona con las conferencias G8 y G20 y las conferencias de los líderes mundiales, científicos, filósofos, y politólogos; todos están en una búsqueda, pero dado que no hay una fuerza que tire hacia afuera, no saben qué hacer. Cada uno tiene su propia filosofía, su propio punto de vista, pero no tienen una solución.

Para nosotros es una señal de que debemos apresurar nuestro desarrollo y nacer lo más pronto posible con el fin de ayudarlos. Baal HaSulam habla de esto en sus artículos “Arvut” (La garantía mutua), “La paz”, y en otros lugares. Eventualmente este es nuestro papel. Por lo tanto, cada uno de nosotros debe sentirse responsable y entender que existe para la meta elevada y no pensar en su beneficio personal sino en cómo volverse socio de la Luz de Ein Sof (Infinito). Es sólo a través de nosotros que ésta puede influir a toda la humanidad y sacar a las personas del vientre de este oscuro mundo, para que el nacimiento sea suave y sin complicaciones. También en nuestro mundo, dar a luz es peligroso.

Esperemos ser capaces de ayudar a la humanidad a tiempo. Ya que sin esto, como dice Baal HaSulam, puede haber guerras nucleares, desastres naturales, penurias, y otros desastres. La razón es que la fuerza externa, la partera, es decir nuestro grupo, no está listo para ser el que conduzca el proceso de nacimiento, mientras que al mismo tiempo está creciendo la presión interna, los “dolores de parto”.

Así que debemos ser muy serios y sentirnos responsables, entendiendo contra qué nos enfrentamos. Por una parte, la Luz superior demanda nuestra cooperación con respecto a la humanidad y con respecto a cada miembro del grupo. No naceremos al sentarnos y esperar al otro. Es sólo mediante esfuerzos colectivos que sucederá con todos. Por otra parte, la humanidad está frenética, esperando furiosamente nuestra ayuda.

(81344 – De la Convención en Miami del 23 de JUnio del 2012, Lección 1)

Material Relacionado:

La crisis global son los dolores de parto del nacimiento de un nuevo mundo
Un invernadero para la humanidad
El grupo espiritual y toda la humanidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: