Ni un minuto de sufrimiento

Pregunta: ¿Debemos examinar la cuestión de la vida y la muerte y la solución a esta pregunta en un curso básico de educación integral?

Respuesta: Yo creo que es posible, porque estamos hablando acerca del deseo de la persona.

Nosotros debemos considerar estos deseos por encima de los niveles inanimado, vegetativo y animado, desde el nivel “Humano“. Debemos explicar que cada deseo domina los otros y así los suprime: Cuanto más elevado sea el deseo, más real, intenso y dominante es, con respecto a los deseos más bajos.

Es muy difícil explicar que significa el “humano en mí” desde el comienzo. Este está por encima de mi nivel animal, por encima de mi vida corporal. Si yo siento que soy humano cuando no pienso en el cuerpo sino cuando he sido llenado por alguna idea, de hecho no siento mi cuerpo, es como si estuviera flotando por encima de mí mismo.

Si yo desciendo al nivel animal, como si fuera una persona ordinaria en este mundo, siento el cuerpo. Pero en cualquier caso, mientras estoy en mi cuerpo animal, no siento dolor cuando me corto el cabello o las uñas, porque estos están en el nivel vegetativo.

Si desciendo al nivel vegetativo, no siento el nivel inanimado, donde no existen nervios ni nada.

Así, nosotros podemos hablar acerca del desarrollo desde el fondo y acerca del descenso de la persona de arriba hacia abajo al explicar como ella deja gradualmente esta vida.

Podemos explicarle y mostrarle a la persona que si ella está en este cuerpo social, integral que constantemente la sostiene, no sentirá ni un minuto de sufrimiento, en esta vida ni cuando esta vida termine.

La persona que está conectada con otros constantemente, se vuelve más sana al estar conectada al sistema que está lleno de conexión mutua con otros, y aun si algo le pasa, existe una compensación energética en la cuenta de los demás. Así opera la sociedad como un cuerpo sano. Si una espina entra en el cuerpo de una persona, por ejemplo, todo el cuerpo comienza a trabajar en contra de esto, empujándola hacia afuera, tratando el área infectada, etc. Lo mismo pasa con la persona en la sociedad, la sociedad inmediatamente siente todos los problemas internos de la persona y le provee la energía necesaria, y la cura.

(80755 – De una “Charla sobre formación integral” del 22 de Mayo del 2012)

Material Relacionado:

Que pedir cuando sentimos dolor
Una pista de carreras en vez de un complejo laberinto
Sufrimientos innecesarios

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: