¿Qué revelaría un electrocardiograma de los deseos del corazón?

Pregunta: ¿Qué es la Shejiná?

Respuesta: Shejiná son todos los deseos creados por el Creador, unidos en un deseo equivalente que se fusiona con el Creador en el mismo tipo de otorgamiento que es Él. Es decir, el deseo de disfrutar es completamente corregido para otorgar.

Sin embargo, en relación a nosotros, la Shejiná está “en el polvo”. El Creador creó el deseo de disfrutar, y lo trajo a la corrección final: al estado final, al tercero, al estado corregido que ya existe. Sin embargo, nosotros sentimos como si estuviéramos fuera de la Shejiná, hasta tal punto que estamos cubiertos por el ocultamiento, la niebla, y la decepción.

Por lo tanto sentimos como si nosotros no perteneciéramos a ese deseo común, corregido, y tenemos que trabajar duro para unirnos con ella. Imagina que todos están completamente corregidos, menos tú, y tú ves el mundo completamente corrupto. Por lo tanto, debes corregir tu percepción y unirte al resto del mundo, a la Shejiná.

Tú debes pedirle al Creador que te haga equivalente a Él, eso es lo que significa pertenecer a la Shejiná. Pero, ¿cómo pedirlo puesto que no puede hacerse de manera  artificial? La petición proviene de la profundidad del corazón de una manera que no puede ser detenida.

Imagina que todos los deseos de tu corazón fueran visibles a todos en una gran pantalla, como si los sensores de un electrocardiograma estuvieran conectados a tu corazón, mostrándoles a todos tus deseos, tus pensamientos acerca de otros, y tus sueños sobre el futuro. Y que tú fueras incapaz de detener esta transmisión, y que no tuvieras control sobre tu corazón. Obviamente, te se sentirías avergonzado si relacionaras estos deseos contigo mismo. Pero si relacionas estos deseos con el Creador, sabiendo que Él te los envía, que no tienes nada de qué avergonzarte, entonces no te avergüenzas de los deseos que se despiertan en tu corazón. Tú sólo te siente avergonzado por algo que podrías haber hecho para corregir tu corazón, pero que no lo hiciste.

Y entonces comienzas a comprobar eso. Ves que el Creador nos envía diferentes deseos, que nos hacen pensar en falsificación, robo, asesinato, violencia, en formas de engañar y usar a los demás. Tú podrías ver esas imágenes si te mostraran tu corazón en una pantalla. Pero todos estos pensamientos son despertados en ti desde Arriba, y tú no gobiernas sobre ellos.

Y junto con eso, podrías ver que tienes la oportunidad de hacer que cada imagen sea como el Creador, pero no lo hiciste. Y ahora te avergüenzas del hecho de que no corregiste o pediste la corrección. Tal vez, ni siquiera hiciste un esfuerzo para corregir algo, o tal vez lo intentaste y te diste cuenta de que no puedes hacerlo, pero no le pediste ayuda al Creador.

Todos estos estados que podrías haber corregido, pero no lo hiciste, ahora provocan en ti un sentimiento de vergüenza. De estos te sientes avergonzado, pero no de las imágenes más terribles que tuvieron lugar en tu corazón y que vienen de Arriba.

Si intentas llevar todo lo que posees a la equivalencia con el Creador, entonces comienzas a revelar todos los detalles: de dónde viene todo esto, por qué, para qué, cómo pedir ayuda, y cómo hacer que funcione. Pero si no tienes ninguna intención de corregirte a ti mismo, entonces ni siquiera abres el paquete que te han enviado ni te das cuenta de lo que te llegó.

(79451 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 31 de Mayo del 2012, Shamati # 50)

Material Relacionado:

Reunidos bajo las alas de la shejinà
El propósito de la creación es la adhesión con el creador

Porciones diarias,  el intelecto aquí no ayuda

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: