Responsables de todos

En el artículo “Matan Torá” (la entrega de la Torá), Baal HaSulam nos dice bajo qué condiciones fue entregada la Torá al pueblo. En primer lugar, debe haber un grupo de personas que quieran ser como un hombre en un corazón. Los sufrimientos que han estado atravesando no dejan otra opción y ellos ven que tienen que escapar, pero deben escapar conscientemente. No es una huida ciega del dolor, porque los sufrimientos vienen de una fuerza especial, del Creador, de acuerdo con Su plan, y dentro de ellos hay una meta específica.

El Creador provoca los sufrimientos a propósito. Se nos dice: “Yo he creado la inclinación al mal“, lo cual significa Yo he creado a Faraón quien acerca a los hijos de Israel al Creador. La inclinación al mal es llamada “ayuda en contra”, puesto que evoca y empuja a la persona a conocer la fuerza que la maneja. La persona se pregunta: “¿De dónde viene todo este mal? ¿Por qué estoy sufriendo?” Con el tiempo la búsqueda la lleva a la pregunta principal: “¿Cuál es el significado de mi vida?” Y más adelante: de “Cuál es el significado de la vida”, la persona entonces alcanza la sabiduría de la Cabalá.

Así llega ella a recibir la Torá y comienza a entender que tiene la necesidad de cambiar algo. En vez de cambiar el mundo al tratar de “doblegarlo” por sí misma, la persona entiende que el mundo es una réplica de sus atributos internos. Cámbiate a ti mismo y el mundo cambiará.

Esto es lo que les decimos a todos: Nosotros tenemos que corregir a la persona y no al mundo. Por supuesto, no hablamos acerca de la percepción de la realidad, del hecho de que la imagen externa esté determinada por nuestra interioridad. Esto no puede explicarse por el momento, aunque ya hay alguna evidencia científica de eso. En general, la persona ya entiende que hoy en día ella tiene que corregirse. Entonces está lista para recibir la Torá como una especia “para condimentar” la inclinación al mal por medio de este método, para que tenga buen sabor.

Finalmente, tenemos que poner la forma de otorgamiento en el deseo original de recibir. Si la persona está preparada para eso, recibe la Torá, es decir, el método de corrección, y comienza a trabajar. Entonces ella entiende la esencia de la condición que se le dio: qué significa la garantía mutua, qué es la unidad general, y qué simboliza la meta final de “amar a tu amigo como a ti mismo”. En el camino para alcanzar esta meta, la persona descubre su misión, que es definida como “un reino de sacerdotes” y una “nación santa”. En otras palabras, ella tiene que cumplir lo que se nos dice, no sólo con respecto a sí misma, sino también ser responsable del mundo entero. Al juzgarse a sí misma y al mundo entero en una escala de mérito, la persona se aplica correctamente su potencial para el bien de los demás haciendo lo que tiene que hacer, es decir, difundir el método de corrección alrededor del mundo.

Entonces ella misma se corrige, puesto que no tiene necesidad de nada más que eso. Es lo suficiente con vivir trabajando para la corrección general, lo cual es llamado “un reino de sacerdotes”. Los sacerdotes no tienen bienes corporales, “Dios es su patrimonio”, lo cual significa el nivel de pureza de Bina. La persona también debe verse a sí misma en este nivel sublime, donde el bien de otros es su única preocupación por encima de todas las otras preocupaciones, y la única meta por encima de todas las demás metas. A pesar de que aparecen diferentes deseos no deseados lleguen y de las interrupciones globales, todo es de esta manera para que por encima de ellos la persona pueda responsabilizarse del mundo entero. De lo contrario, no tendrá nada en que trabajar.

Al cumplir la misión de un “reino de sacerdotes” y “una nación santa”, la persona cumple con la idea de la garantía mutua. El punto no es que vayamos a ser responsables de los demás y que los aferremos en el camino de la corrección. No, nosotros estamos avanzando hacia la garantía mutua con el mundo entero, somos responsables de todos, y si no los corregimos, nuestro trabajo no puede ser completado.

(80475)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 6/13/12, “Arvut” (Garantía mutua)

Material relacionado:
Y la oscuridad brillara como la luz
La entrega de la Luz

Construyendo un entorno para todos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta