Resumiendo la discusión de la mesa redonda

Pregunta: ¿Qué diría usted al final de la discusión de la mesa redonda para resumir sus resultados?

Respuesta: Diría lo siguiente: Hicimos un intento por conectarnos, por elevarnos por encima de las discusiones, y tratamos de percibir la conexión como el valor más elevado. Se hace claro para nosotros que si nos conectamos, entonces por medio de esta conexión seremos capaces de resolver los distintos problemas. Si continuamos con las discusiones de mesa redonda, tendremos la oportunidad de tener éxito.

Viviremos sin conflictos y guerras de una manera más apropiada que todos lo reconocerán. Todas las capas de la sociedad pueden ser parte de esta conexión. Nadie será privado de ninguna manera, y esta es la forma más segura de resolver los problemas.

Si continuamos con nuestros intentos de conectarnos a través de estas discusiones, podemos alcanzar un consenso general, unidad, y entendimiento mutuo. Los representantes de todas las capas de la sociedad se unirán, hablarán y se entenderán mejor. Ellos tratarán de conectarse por encima de todas sus diferencias y no se señalarán el uno al otro, culpando a los demás.

Nos elevamos a tal grado con el fin de pensar primero en nuestra conexión. Entonces a partir de esta conexión, como en una familia, resolveremos todos los problemas que cada uno de nosotros tiene.

No hay otro enfoque que nos habilite a alcanzar una distribución justa de recursos a la cual nadie se opondrá. En primer lugar, tenemos que alcanzar cooperación, y después podemos ver qué quiere y decide cada uno, y cómo podemos hacerlo todos juntos. Pero si distribuimos los recursos sin esta conexión, esto traerá terribles guerras, y entonces los más fuertes tratarán de tomar una parte más grande. Entonces nunca seremos capaces de vivir en paz y en concordancia.

(81058 – Del Taller en Toronto del 20 de junio del 2012)

Material Relacionado:

¿Éstas son excusas o soluciones?
Receta para la paz
La guerra por la paz

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta