Sufrimientos innecesarios

Algunas personas piensan que el Creador puede alcanzarse a través de la tortura de sí mismas, al hacerse sufrir ellas mismas. Pero el Creador no necesita nuestros sufrimientos. Él no nos los envía. Nosotros los sentimos porque de acuerdo a la naturaleza de la creación, la Luz y el deseo son opuestos uno al otro. Y al revelar esta contrariedad, la persona debe darse cuenta de que este sentimiento nos lo dan sólo con el fin de que nos elevemos por encima de él. Es sólo un signo que nos permite sentir la contrariedad y la separación del Creador.

En primer lugar, debemos estar agradecidos por recibir esa señal, y alejarnos de esta sensación amarga, tan pronto como sea posible. Después de todo, voluntariamente o no, consciente o inconscientemente, a través de esta sensación desagradable, nosotros culpamos al Creador, la fuente de todo lo que nos está sucediendo. Y así yo me encuentro opuesto y separado de Él, y esto se llama un pecador.

Debemos esforzarnos sólo para aclarar los sentimientos, para acercarnos cada vez más al Creador. La búsqueda de sufrimiento de la persona, proviene del orgullo. Después de todo, ella piensa que supuestamente será recompensada, que recibirá un pagó y será elevada por los sufrimientos. Esto viene de una mala interpretación de todo el sistema de la realidad.

El Creador es llamado el bien que hace el bien, y Él también nos desea el bien. El propósito de la creación está en recibir placer, y el Creador creó las criaturas con el fin de deleitarlas. Y si en algún momento sientes algo desagradable, debes utilizar este sentimiento para seguir adelante y justificar al Creador, permaneciendo en un estado absolutamente bueno.

Nosotros no podemos besar y amar la vara que nos golpea, este es un engaño y es hipocresía. Si la persona trabaja correctamente, ésta se eleva con la ayuda del entorno y de una nueva escala de valores porque aprecia cada vez  más la cualidad de otorgamiento. Ella utiliza cada momento, en el que hay una oportunidad para elevarse, ve que aun no ha alcanzado la plena sensación de perfección, que ha sido atrapada en el otorgamiento del Creador, que es absolutamente bueno. Ella no se calma ni por un momento porque su meta es darle placer a su padre, sin preocuparse de que sus propias sensaciones son agradables y desagradables. Ella sigue avanzando con sus impresiones buenas y malas para buscar qué más podría mejorar para alcanzar el otorgamiento.

Así que la persona sigue moviéndose, por encima de la oscuridad y del malestar, cada vez que éste le sobreviene. Después de todo, ellos señalan que su alejamiento proviene de la falta de adhesión con el Creador. Así que la persona está agradecida por todos estos descubrimientos, éstos son los pecadores que se le revelan en ella, a los cuales puede sobreponerse y sobre los cuales puede elevarse hacia la adhesión con el Creador.

Y entonces, todo este mal revelado, se convertirá en una bendición, en un regalo para ella. Ella le dará la bienvenida a la oscuridad con alegría, preparándose a sí misma con anticipación, en un entorno adecuado. En cada momento en el que se revela la oscuridad en sus sentidos y mente, ella buscará algo que le queda por corregir.

Ella no busca el sufrimiento, sino que busca detalles negros en su percepción con el fin de corregirlos. Después de todo, se preparó por adelantado para ser corregida y para no sufrir en vano, lo cual es simplemente una tontería.

Aquí  hay un cálculo totalmente diferente con respecto a todos los acontecimientos que le suceden al hombre en el mundo. Él lo ve todo como un medio para elevarse por encima de las molestias y para alcanzar la fusión con el Creador. Esto significa que él está subiendo la montaña del Creador. A lo largo de su viaje, él tiene cautela con cualquier sensación desagradable que dure más de un momento y entonces se eleva por encima de ella, debido a la gran importancia. Después de todo, la persona la percibe como una señal o un trampolín para la elevación, como una oportunidad para justificar al Creador, para elevarse por encima de ese sentimiento hacia el otorgamiento. Y esto depende de la importancia de la meta y la grandeza del Creador. Entonces él apreciará grandemente los medios, que se le revelan de forma contraria, negativa, dándole la oportunidad de construirse a sí mismo.

(80255 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 11 de Junio del 2012, Escritos de Baal HaSulam, “Carta 8”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: