Un estado feliz

Pregunta: Supongamos que estoy de guardia en la cocina, pelando verduras y esas cosas. ¿Tengo que imaginar que estoy sirviendo al futuro sistema integral general, antes de empezar a trabajar?

Respuesta: Por supuesto. Es un tipo de formación interna. Yo doy toda mi energía al sistema integral y, al mismo tiempo, debo sentir que absorbo este poder general, y a través de él, empiezo a sentir el nuevo mundo.

Es más, el mundo está volviéndose integral, puesto que lo siento por encima del tiempo y del lugar, por encima de las mediciones lineales, por encima de los tres ejes según los cuales vemos el mundo hoy. Lo siento de una manera totalmente diferente, al igual que en las películas de fantasía que describen la formación de tiempo y lugar.

Yo realmente empiezo a sentir esto, ya que el mundo es un sentimiento interno. Por lo tanto, empiezo a percibirlo en otra dimensión, en la siguiente dimensión. La naturaleza está empujándonos hacia esto. Cuando pelo esa papa siento que mientras hago eso, que estoy acercándome más a la siguiente imagen del mundo.

Esto puede sonar poco convincente para la persona y puede parecer ajeno a la realidad, pero si uno estudia este enfoque práctico en el grupo, luego de un par de lecciones, será capaz de sentir todo esto. Luego, no tendrá problemas.

Si la persona está motivada, no corpóreamente, sino por medio de la adhesión a la sociedad, desde la cual puede elevarse gracias a su adhesión y comunicación con esta; todo el trabajo social será una oportunidad para ella, un estado feliz para elevarse. Ella lo verá como su más grande recompensa y como la mayor compensación.

(81104 – De una “Charla sobre formación integral” del 23 de Mayo del 2012)

Material Relacionado:

Preparando expertos de alto nivel
El sistema depende de cada uno
Señores ¡estemos bien!

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta