Un pacto en la Luz Retornante

Pregunta: ¿Cómo podemos hacer un pacto entre amigos?

Respuesta: Un pacto entre amigos es posible  sólo si hay un participante superior  asegurando su preservación. Un pacto puede conservarse sólo cuando todos nos conectamos con la fuerza superior, la cual proporciona la unión.

No existe la oportunidad de que seamos capaces de mantener este pacto por nosotros mismos, pero si nos conectamos, podemos demandar esto del Creador, si es que lo hacemos por Él.

El resultado es que “Israel” que es el pueblo que anhela al Creador; la Luz que Reforma, la cual es la Torá; y el Creador se unen,  y entonces el Creador mantiene la alianza de acuerdo a nuestra petición.

Cuando llegan la oscuridad, la separación, y los conflictos, se revela esta alianza y existe entre nosotros. Pero mientras todo esté bien, es imposible corroborarla. La prueba viene sólo cuando nos sentimos mal.

Cuando nos sentimos bien, no necesitamos ninguna alianza; mientras haya Luz, esta conecta todas las partes. La parte difícil de hacer es cuando desaparece la Luz, mantener juntas en ese momento esas partes. Esto es llamado una alianza.

¿Pero cómo puedes atraer la Luz en un tiempo de oscuridad? Es imposible. Aún así nosotros queremos llegar a un estado en el cual incluso cuando no sintamos la Luz en nuestras vasijas receptoras, sentiremos la Luz en nuestro Masaj (pantalla) y la Luz que Retorna, como un llenado en las vasijas de otorgamiento en vez de un llenado egoísta.

Hoy, yo soy un leal esclavo de mi deseo de recibir, y quiero servir con el fin de llenar a alguien más de la misma manera. Este será un placer para mí. Esto significa que quiero hacer un pacto.

El pacto se verifica sólo en la oscuridad, cuando no obtengo llenado pero aun así quiero mantener las mismas buenas relaciones que tenía antes. En vez de mi placer egoísta, quiero restringir mi ego: un Masaj y la Luz que Retorna.

Esto es llamado un pacto; es un estado en el cual ya no trabajo para mí mismo, sino con el fin de otorgar. Esto significa que mantengo la misma actitud no sólo cuando me siento bien, sino también cuando me siento mal. Cuando vuelve el buen estado, no quiero estar confundido y ser esclavizado mediante el deseo de recibir una y otra vez, y entonces hago un pacto con éste propósito.

Quiero sentir placer en las vasijas de otorgamiento; quiero restringir mi deseo de recibir y trabajar con el placer para construir un Masaj (pantalla) y la Luz que Retorna por encima de esta restricción. Me dirijo al amigo con esta Luz que Retorna y me conecto con él. Esto es llamado un pacto.
(80766)
De la 1º parte de la Lección Diaria de Cabalá del 6/17/12, Shamati # 76

Material Relacionado:
Pídele al Creador que lo haga
Solo hacia adelante y ni un paso atrás
Un pacto de asistencia mutua

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta