Un paso adelante

Debemos tratar de recordar siempre, que todo lo que nos pasa no es debido al destino ciego, sino que viene del Creador, y que no existe nadie más aparte de Él. Si de repente yo recuerdo al Creador, tampoco es por azar, sino porque es lo que el Creador quiere, y así Él me recuerda esto. Por eso, debo estar agradecido de que se me haya dado esa sensación de trato especial, que se me da desde Arriba, y de igual forma debo de responderle. Esto significa que el Creador me ha traído cerca de Él.

Este acercamiento pude sentirse como bueno o malo. La sensación esta en el deseo de recibir, y es un sentimiento bueno, tengo que trabajar por encima de este y tratar de hacer algo para el beneficio del Creador.

Un buen sentimiento es un problema, ya que nuestro deseo de recibir siente placer en él y se llena con orgullo. Yo disfruto o simplemente estoy de buen humor por haber llenado mi deseo con respeto, control y conocimiento. En tales condiciones me es difícil saber porque de repente soy atraído hacia el Creador: quizá es porque mi deseo de recibir se siente bien ahora y me empuja hacia adelante para que el Creador sienta mi orgullo, mi deseo por control y respeto.

Es más fácil asignarme yo mismo al Creador cuando no siento llenado, sino más bien  cuando siento oscuridad. Entonces no recibo ninguna compensación en mi deseo de recibir. En ambos casos, aun si hago el más mínimo esfuerzo y quiero adherirme al Creador sin recibir ningún placer por esto, estaré ya por encima de mi deseo de recibir, el cual no recibió ninguna recompensa.

Resulta que la gente débil debe ser guiada por la oscuridad porque de la oscuridad les será más fácil elevarse y avanzar en “fe por encima de la razón”. Ya que ellos no reciben nada dentro de la razón, todo está en la oscuridad. Así es como se le permite crecer a la persona.

Sin embargo, a muchas personas se les ha dado el endurecimiento del corazón; ellas están cansadas de experimentar el éxito con el dinero, respeto, conocimiento y control. Entonces la persona siente la Luz, es decir, el llenado en estos deseos, pero tiene que elevarse por encima de esto y adherirse al Creador, no por la recompensa en su deseo de recibir. Este es un trabajo muy difícil.

Se nos dice: “Llámalo cuando Él está cerca”. Pero ¿cerca de qué, cerca de mi deseo de recibir o cerca de mi habilidad de elevarme por encima de este?

Quizá el Creador me está enviando un sentimiento desagradable, pero por esto me quiere acercar y ayudar a alcanzarlo a Él por encima de mi deseo de recibir. Al darme sentimientos diferentes en mi deseo corporal egoísta, Él no se acerca a mí. Por el contrario, Él se retira. Podrá estar cerca de mí si a pesar de todas mis tentaciones egoístas, yo me adhiero a Él más fuertemente.

Todo se evalúa con respecto a la persona que observa y mide sus estados. Lo más importante es la forma en la que ella interpreta todos sus estados y elevaciones por encima de ellos, al justificar al Creador que quiere acercarla a Él. Si la persona entiende esto, entonces sin importar lo que venga, ella recibe cualquier estado como el deseo optimo para acercarse al Creador.

(79992 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 7 de Junio del 2012, Shamati # 241)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: