Una vela en el corazón

Pregunta: ¿Cómo puede otorgar el deseo de recibir?

Respuesta: Una persona tiene una oportunidad de trabajar con su deseo de recibir con el fin de otorgar por el bien de otros. En nuestro mundo, existen situaciones en las que siento que dependo de alguien, y entonces trato de que sea feliz ya sea por mi propio beneficio o para evitar problemas.

Además puedo percibir al otro como parte de mí si es mi hijo o una persona querida. Entonces, al hacerlo feliz, es como si me hiciera feliz a mí mismo e incluso más.

Esta es una de las formas de la influencia de la Luz superior, la cual nos trae la sensación correcta. Por otra parte, si la Luz desaparece, una persona se hunde en el fondo de su existencia, perdiendo todo contacto, y cualquier sensación de pertenencia incluso a personas que le son cercanas.

Cuando la sensación de cercanía nos es arrebatada, somos dejados con el deseo de recibir solo, sin ningún sentimiento. Entonces, no tomo nada en cuenta excepto por algún posible daño que pueda causarme a mí mismo. Al mismo tiempo, la Luz superior puede influirme de tal manera que de pronto siento un salto cuántico y querré que el otro se sienta bien, no porque me beneficiaré de ello, no de forma egoísta, sino que simplemente quiero que se sienta bien.

¿Cómo puede ser eso? No lo sabemos, pero los cabalistas nos hablan de esto. Además dicen que todos debemos llegar a esta sensación: “No tienes otra opción, y, si no nos escuchas, experimentarás gran sufrimiento, así que lo querrás de una forma u otra”.

Sólo la Luz superior puede proporcionarme una nueva actitud altruista hacia los otros. No puedo adquirirla por mí mismo.

-“¡Entonces que la Luz me influya!” Se me dice.

-No, te influirá solo si lo quieres.

-“¿Pero cómo puedo quererlo si soy un egoísta?”

Es por esto que se te dio un “punto en el corazón” en adición a tu deseo de recibir, un grano de entendimiento. Admito que el otorgamiento es especial, y esta vela, que no enciendes por ti mismo, arde dentro de ti y te evoca.

Aparte de eso, la Luz superior fluye sobre este punto o esta vela, trayéndote al grupo, al estudio, y colocándote en un entorno que te permite imitar las acciones de otorgamiento, las formas del otorgamiento. Como un niño pequeño que imita las acciones de los adultos, se te dio un poco de deseo, así que úsalo.

Mediante eso, convocarás a la Luz que te influirá de forma más fuerte, y de pronto adquirirás nuevos atributos. Entonces, el otro, que son los amigos, la humanidad, la naturaleza, y el Creador, se volverá más importante que tu propio yo.

La Luz hace todo eso si elevamos una petición por la corrección y realizamos “buenas obras”, lo que significa que jugamos juntos al otorgamiento como si lo quisiéramos y, mediante eso, llegamos a una plegaria, una demanda: “Hemos hecho tanto, ¿y dónde está el resultado?” Entonces, comenzamos a orar, entendiendo que sólo la Luz puede darnos la forma del otorgamiento, y entonces avanzamos.

Hoy, no tienes conexión con el otorgamiento excepto por este juego. Con el fin de otorgar a la Luz, debemos ser semejantes a ella, lo cual es posible sólo mediante la conexión y unidad con el grupo. Esta es la única forma de otorgamiento que puedes expresar y exhibir en nuestro mundo con el fin de asemejarte a la Luz y convocar su influencia sobre ti.

-“Ok, estamos tomados de la mano. Realmente queremos unirnos ¿Qué sigue?”

Esto no es suficiente. No se conectan como un equipo de futbol; tú quieres sentir la necesidad por el otorgamiento. Inclinan su cabeza el uno ante el otro y se unen ¿Para qué es esto? Es con el fin de alcanzar al que otorga.

Para hacerlo, debes saber que debes tener la actitud correcta hacia Él. Entonces, por favor, tomen un libro y lean acerca de cómo hacerlo. Si quieren ser grandes, lean lo que los grandes han escrito, lo que hacen, y cómo preparan sus acciones de otorgamiento sobre el Creador.

Si realmente quieren eso, jueguen a eso como un niño que desea parecerse al adulto. Únanse con los amigos en igualdad mediante querer alcanzar la garantía mutua  y como una expresión de otorgamiento mutuo. Anhelar hacia lo alto por el otorgamiento sobre el Creador, usar las fuentes, y avanzar juntos hacia la meta.

Entonces, serás influido por la Luz que Reforma y llegarás a tu meta. Sin la Luz, nada sucederá. Sólo evocas un deseo que es lo más correcto, eficiente e intenso posible, al máximo.

Llegarás a la medida deseable de esfuerzo para que la Luz se convierta de Luz circundante a Luz interior. En otras palabras, está llevará el atributo de otorgamiento hasta dentro de tu deseo, y percibirás esta sensación como la Luz misma, como vida y vitalidad.

Si se te diera la sensación de otorgamiento ahora, te parecería un infierno. La única diferencia es esa, al corregirte, estarás preparado para el otorgamiento y estarás feliz con eso, mientras que ahora sólo te causará dolor y hará que la oscuridad parezca la muerte ya que la Luz de Jojma que no está vestida en la Luz de Jasadim será como una daga que corta toda tu vida.

Una pequeña porción de esta Luz nos trae nuestros descensos al evocar en nosotros el buscar una manera de elevarnos hasta Jasadim. Eres atraído hacia arriba, pidiendo a los amigos y a la Luz por un poco del atributo de otorgamiento que tirará de ti fuera del descenso. Mediante eso, estás rogando por Jesed (misericordia), por el revestimiento de la Luz de Jasadim. Cuando viene, recibes un poco de vitalidad y sales del abismo.

Entonces, la Luz que Reforma es diferente a la Luz que no reforma al darte un Masaj (pantalla), la cual significa la disposición para soportar el otorgamiento e incluso aceptarlo como la vida real.
(78503 De la cuarta parte de la Lección diaria de Cabalá 21 de mayo del 2012, “Introducción al estudio de las Diez Sefirot”)  

Material relacionado:
Momentos de Cabalá – “Control sobre el deseo”
¿Estás anticipando la llegada dela Luz?
Momentos de Cabalá – “Dictado dela Naturaleza”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta