El 1% nacido para la riqueza y el 99% nacido para la felicidad

Los cambios pueden tener lugar solamente de abajo hacia arriba, y los fuertes de este mundo nunca cambiarán, ellos han construido sistemas tales que no pueden hacer ninguna concesión. Cuanto más avance el mundo, más inmisericordemente se esforzarán para el propio bien de ellos. El fuerte crecerá con más fuerza, la pobreza se extenderá, y la brecha entre el rico y el pobre solamente crecerá.

Incluso ahora, ya  podemos ver que la clase media poco a poco está siendo liquidada. Nosotros solíamos pensar que la clase media sería la base de una sociedad futura pero esto ya no es verdad y nunca lo será. Por el contrario, la clase media comenzará a ser pobre y una pequeña parte de la humanidad, en la cima de la pirámide será rica. Todo el resto de la humanidad estará al borde de la pobreza.

De modo que aquellos que están arriba no podrán escuchar nada. Ellos se comportarán despiadadamente y la Providencia superior los golpeará a ellos por eso. Pelearán hasta la muerte por cada centavo como si esto fuera lo importante para ellos. Este es un principio espiritual y no es cuestión de dinero.

Habrá una terrible guerra entre la parte de la humanidad que mantiene la riqueza y el poder y la mayoría que viven en la pobreza. Es posible cambiar esta situación solamente mediante la conexión y la unidad entre todos los pobres, no en contra del rico sino en una conexión donde los pobres se sostengan mutuamente uno al otro y con eso llegarán al equilibrio y a la paz.

Ellos no deberían unirse para pelear contra el 1% que está en la cima. Este 1% se reducirá a una dimensión más pequeña, a un número limitado de personas. La corrección sin embargo no está en la guerra, ya que está es una cáscara, la fuerza de la impureza. La corrección está en la fuerza de la conexión, en la fuerza del Creador. Él peleará contra el “Faraón” y los otros enemigos.

Se nos dice: “Un guerrero no se libra por su gran fuerza” (Salmo 33,16). Entonces no deberíamos contar con eso ingenuamente. Es gracias a la conexión entre nosotros que podremos corregirlo todo y no tendremos que pelear por los cambios citados anteriormente. Nosotros organizaremos una vida feliz hermosa a partir de las migajas con las que contamos. No tendremos mucho; será solo lo suficiente para las necesidades básicas de cada uno, pero será suficiente porque todos los otros llenados serán provistos por el ambiente general entre las personas en esta sociedad.

En el momento en que la fuerza de la conexión y la unidad comiencen a controlar al 99%, a las masas, el 1% que todo lo controla perderá su poder y su capacidad para gobernar. Todo el 99%, todas las siete mil millones de personas podrán organizar una vida normal al proveerles a todos lo necesario para llenar las necesidades básicas, mientras que la fuerza espiritual que reside entre ellos llenará todas sus otras necesidades. Esto significa que el cuerpo animal recibirá el llenado que necesita  y el alma recibirá su llenado. Esto será suficiente para que la persona viva una vida feliz.
(82333)
De una “Charla sobre educación integral” del 6/29/12

Material Relacionado:
La clave para la felicidad
La ciencia de nacer dentro de la Luz
Una vasija para la Luz de vida

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: