Haciendo el bien por mi propio beneficio

Opinión (de la Asociación para la ciencia sicológica): De acuerdo al reconocido investigador Benjamin Converse, profesor asistente de políticas públicas y sicología en la Universidad de Virginia, la investigación fue inspirada por el tipo de tratos que muchos parecemos hacer en los cuales nos prometemos que, si sólo podemos superar alguna situación difícil, seremos mejores ciudadanos en el futuro. …

“Los investigadores plantearon la hipótesis de que desear algún resultado importante e incontrolable puede llevar a las personas a realizar buenas obras con la expectación implícita de que el universo regrese el favor, un fenómeno al que se refieren como “invertir en el karma’”.

Mi comentario: Esta actitud hacia la fuerza superior es llamada otorgamiento con el fin de recibir y representa un egoísmo más refinado, como en la religiones en las cuales, aparte de eso, hay además una formación, un hábito, y el soporte de la comunidad. Ningún método terrenal puede ayudarnos a salir de las intenciones egoístas.

El verdadero altruismo, es decir, acciones no para uno mismo. Es posible sólo bajo la influencia de la Luz superior que puede ser atraída sólo mediante el estudio correcto de la auténtica Cabalá. Obviamente, vender amuletos, hilos rojos, y agua santa son métodos doblemente egoístas tanto del lado del vendedor como del lado del comprador.
[83558]

Material relacionado:
Me vuelvo mi propio instructor
El altruismo de los niños

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: