Incrementar los impuestos a los ricos en vez de recortar el gasto público

En las noticias (de la Asamblea Parlamentaria del Consejo Europeo (APCE)): “Existe una creciente preocupación debido a que en la actualidad las propuestas restrictivas de consolidación presupuestaria que se persiguen en muchos países europeos, no pueden alcanzar sus objetivos sino que el riesgo adicional va a exacerbar la crisis. Las medidas de austeridad aplicadas en toda Europa son vistas cada vez más críticamente por los expertos internacionales y las organizaciones, ya que ellos pueden socavar los derechos sociales y democráticos, en particular por las categorías más vulnerables de la población”.

“La Asamblea Parlamentaria debería enviar una fuerte señal para llamar a una reorientación profunda de los programas de austeridad, finalizando su cuasi exclusiva concentración en el recorte de gastos en áreas sociales tales como las pensiones, servicios de salud o beneficios familiares. La futura acción nacional debería también incluir medidas destinadas a incrementar los ingresos públicos por medio de impuestos en las categorías de los ingresos más altos y de la riqueza de propiedad más fuerte, apuntalando las base del impuesto y mejorando la recaudación de impuestos, la eficiencia en la administración tributaria y en la lucha contra el fraude fiscal, la evasión de impuestos y los paraísos fiscales, la corrupción y la economía clandestina”.

“Los programas de consolidación del presupuesto actual, debería ser complementados con medidas que fomenten el crecimiento económico sostenible, incluyendo la creación de una nueva calidad de empleo y el apoyo especial que debe darse a las generaciones jóvenes en el período transicional entre la educación y el empleo”.

Mi comentario: La naturaleza de la sociedad egoísta es tal, que si nosotros chequeamos la implementación de estas buenas intenciones, averiguaremos al final, que el rico se volvió más rico y paga menos, mientras que el pobre se volvió más pobre y paga más. Esto sucede en todos los países y en todo momento. Ni los llamados de las autoridades, ni las instrucciones directas del gobierno, ni los deseos de los mismos ricos cambiarán esta tendencia.

Sólo el cambio en la base de la sociedad egoísta a través de la educación, puede transformarla en una sociedad más equitativa. Después de todo, es obligatorio que se produzca el desarrollo de la sociedad sobre una base egoísta, ya sea de manera involuntaria a través de los sufrimientos, o que consciente y voluntariamente cambiemos la naturaleza humana.
(81623) 

Material relacionado:
La diferencia fundamental de una nueva vida
La educación salvará la economía
Los reclamos no funcionarán: ¡No hay hacia dónde crecer!

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: