La corrección del mal: todo el camino hasta el final

Una persona debe descubrir toda la vasija corrupta del deseo. Pero él la descubre sólo si quiere llegar al otorgamiento, a la bondad. Entonces si una persona aun no ha comenzado su trabajo espiritual y no se conecta con el grupo esperando alcanzar el otorgamiento al Creador, él ni siquiera se acerca la inclinación malvada.

Entonces la inclinación malvada de la que hablan los cabalistas no existe en nuestro mundo. Nuestros deseos corporales están dirigidos hacia la comida, el sexo, la familia y los deseos humanos apuntan al dinero, respeto, y conocimiento. En total es llamado el nivel “animal”.

Con respecto a la inclinación malvada, esta comienza en el nivel más alto si una persona tiene inclinación al amor, conexión, y garantía mutua. Si actúa en esta dirección, entonces hasta ese grado descubre cada vez más el tamaño de su inclinación malvada. Al mismo tiempo la Luz le es revelada, lo cual evoca en él el deseo de corregirse. Eventualmente, una persona llega a un estado en el que no puede soportar el mal y a partir de ese cierto punto comienza a convertirlo en una buena inclinación.

Existen dos niveles aquí: Bina, que significa otorgar con el fin de otorgar (la corrección de los 248 deseos) y Keter, recibir con el fin de otorgar (la corrección de los 365 deseos). Eventualmente una persona corrige toda la inclinación malvada.

Pero la maldad es primero revelada cuando una persona hace el primer intento de otorgar. Entonces la inclinación al mal no es revelada en nuestro mundo, es decir no en una persona que no atrae la Luz que Reforma para corregirse. Todos los discernimientos que son revelados en las personas ordinarias no necesitan corrección porque esta es su naturaleza. Sus deseos y sus atributos no obstruyen el camino a la verdadera conexión.

La verdad sólo está revelándose en estos días. En el centro de la humanidad hay cabalistas (los ancestros) y nosotros, Bnei Baruj, estamos alrededor de ellos. Todos los otros no anhelan el otorgamiento, pero recibirán una “iluminación” de nosotros y entonces entenderán que sólo existe un camino la conexión.

Una persona que trata de formar un sistema de conexión mutua es el que descubre la inclinación malvada, la fuerza de resistencia, su aversión, y lo poco placentero de esta idea. Entonces si una persona no descubre su conexión con el entorno, con el grupo, no descubre la inclinación malvada ya que esta sólo es descubierta en lo que está en contra de la fragmentación entre nosotros. Entonces es grandioso descubrir toda la materia de la creación, toda la inclinación malvada, y sólo el que avanza cada vez más hasta Gmar Tikkun (el fin de la corrección) puede hacerlo.

[82584]

De la parte 4 de la Lección diaria de Cabalá 10/07/12, “Introducción a El libro de Zohar”

Material relacionado:
Por qué son irrelevantes las éticas
Deseando solo otorgar
Reconociendo el mal de una buena manera

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: