La Guerra Inútil Contra El Deseo

A través del proceso de la creación hay una conexión fija constante entre la Luz y el deseo. La Luz creó el deseo, lo ató a sí misma, y así está atado siempre a la Luz. Nosotros no podemos romper esta conexión.

El ser creador puede restringirse y por esto, es como si dejara de recibir la Luz; ¡él puede hacer todo tipo de cosas, pero no puede desear dejar de desear la Luz! Este es el fundamento de la creación; esta es la naturaleza del deseo de recibir que fue creado por el Creador.

¡Entonces con respecto a nuestro deseo de recibir, la Luz siempre está en absoluto reposo y nosotros siempre la queremos! No importa cuánto nos restrinjamos, cuantos Masajim (pantallas) tengamos, hacemos todo aquello por encima del deseo de recibir. El deseo nunca desaparece y siempre anhela la Luz. Ningún ocultamiento o revelación, división o grado cambiará esto; el deseo existe sólo si siente la Luz y la anhela. Si no hay Luz no hay deseo.

Entonces podemos llevar a cabo diferentes acciones sólo por encima del deseo, ya que esta es nuestra naturaleza y es imposible escapar de esto. No podemos hacer nada con nuestros deseos, sino sólo por encima de ellos, es decir diferentes cubiertas y correcciones. El deseo permanece constantemente ya que es la materia fija de la creación. Debemos entender esto para no luchar contra el deseo de recibir ni tratar de corregir el mundo ingenuamente, sino que debemos elevarnos por encima del deseo y usarlo de forma distinta.
(82950)

De la 3º parte de la Lección Diaria de Cabalá del 2 de Julio del 2012, El Estudio de las Diez Sefirot

Material Relacionado:
Creciendo con base en las adiciones del Creador
Estoy avergonzado y es grandioso
La corrección del mal todo el camino hasta el final

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: