La simbiosis es un aspecto central de la vida

Opinión (Fritjof Capra, PhD, físico y teórico de los sistemas, director fundador del Center for Ecoliteracy de Berkeley, California, autor de cinco bestsellers internacionales): “La simbiosis está tan extendida en todo el mundo viviente, que tiene que ser considerada como un aspecto central de la vida. … Existen patrones similares de coordinación en las muy fuertemente entretejidas sociedades animales de mayor complejidad. Algunos ejemplos extremos son los insectos sociales, abejas, avispas, hormigas, termitas y otros, que forman colonias, cuyos miembros son interdependientes y están en estrecho contacto de tal manera que todo el sistema se asemeja a un gran organismo, a una criatura múltiple”.

“Las abejas y las hormigas son incapaces de sobrevivir de manera aislada, pero en gran número actúan casi como las células de un organismo complejo, con una inteligencia colectiva y con una capacidad de adaptación muy superior a la de sus miembros individuales. Este fenómeno de los animales que se unen para formar sistemas “organísmicos” más grandes, no se limita a los insectos, sino que puede observarse también en otras especies diferentes, incluyendo, por supuesto, de la especie humana”.

“La estrecha coordinación de las actividades existe no sólo entre los individuos de la misma especie, sino también entre diferentes especies, y de nuevo los sistemas de vida resultantes, tienen las características de los organismos individuales. Muchos tipos de organismos que se pensaba representaban especies biológicas bien definidas, ha resultado, en un examen minucioso, que constan de dos o más especies diferentes en asociación biológica íntima”.

“Este fenómeno, conocido como simbiosis, está tan extendido en todo el mundo viviente que tiene que ser considerado como un aspecto central de la vida. Las relaciones simbióticas son mutuamente ventajosas para los miembros asociados, y afectan a animales, plantas y microorganismos en casi todas las combinaciones imaginables. Muchos de estos pueden haber formado su unión en el pasado distante y evolucionaron hacia una mayor interdependencia y exquisita adaptación hacia los demás”.

Mi comentario: El ser humano se separó de la naturaleza y es por eso que no sigue sus leyes instintivamente, pero tiene que aprenderlas conscientemente y seguirlas. En este caso, seguir las leyes de la naturaleza lo lleva a su siguiente nivel de conocimiento, por encima de ellas, a su origen, a su raíz, al Creador, de acuerdo con el principio de: “por Tus acciones yo Te conoceré”.
(82816) 

Material relacionado:
Toda la naturaleza es un organismo
La humanidad como un sistema integral
Sintiéndolos a todos sin excepción

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: