Pequeñas cantidades se acumulan en una gran suma

Nosotros somos el resultado de la ruptura. Si queremos acercarnos a la Luz, a la vida espiritual, asemejarnos al Creador, entonces esto sólo es posible a través de la unidad. Así somos llevados a través de muchas situaciones por medio de las cuales necesitamos aprender que sin la unidad, no encontraremos la fuerza, los esfuerzos, los pensamientos, o los deseos correctos.

Muchas veces en su vida, el hombre dice que es suficiente, y decide que de ese día en adelante se tomará a sí mismo en serio y dedicará cada momento al desarrollo espiritual, a tomar ventaja de todos los medios posibles, a dejar de desperdiciar su vida y de menospreciar las oportunidades que se nos entregan de arriba.

Pero ya en el próximo momento, él olvida esos pensamientos. Él ve, que si vienen obstáculos, no es capaz de afrontarlos. Esto es hecho a propósito con el fin de enseñarle que si quiere adherirse al camino y tomar cada vez la decisión correcta, él debe recibir la fuerza del entorno.

Él puede recibir esta fuerza si considera lo que lo rodea como más grande que él mismo. Si tiene un amigo que considera un nivel por encima de él, entonces él es como un cero frente a un uno. Esto significa “10”. Si él tiene muchos amigos, entonces su número crece en correspondencia.

En la medida en la que sea capaz de anularse hacia los otros, entonces él los verá como más grandes que él mismo, y de esta manera puede recibir de ellos impresiones más grandes, es decir la fuerza para la plegaria, la unidad, y el trabajo espiritual.

Después de todo, él ya está anulándose en realidad ante ellos, y así la fuerza espiritual viene a él. Pero mientras tanto, esta fuerza espiritual, la auto anulación y el mismo campo en el cual él actúa, junto con los amigos, son egoístas, “Lo Lishmá” (No por su Nombre). En cualquier caso, esas son acciones correctas, y es por esto que funcionan.

No debemos menospreciarlas, después de todo, todas esas pequeñas cantidades se acumulan en una gran luz, sus esfuerzos se acumulan con el fin de elevar a sus amigos cada vez más alto, y esta es la meta de la creación que él quiere alcanzar con la ayuda de ellos.

(82215 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 4 de Julio del 2012, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

La maravillosa fuerza de la unidad
Cuando uno no sabe lo que quiere
Reconociendo la oscuridad en el punto negro

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: