Preparándonos Para el Congreso: Primera Ronda de Preguntas

Pregunta: Este congreso es un poco repentino, y tememos no llegar con el suficiente entusiasmo. ¿Cómo podemos prepararnos en el tiempo que nos queda para que la convención no se vuelva un festival?

Respuesta: El congreso no se volverá un festival; nosotros nos aseguraremos de que esto no suceda. No esperes celebraciones, sino algo parecido a una marcha forzada con colchones. Así que puedes dejar de preocuparte, no será fácil.

Con respecto a que es imprevista, las mejores cosas y las más importantes aparecen de repente, el éxodo de Egipto por ejemplo, sucedió de prisa. Entonces no hay de qué quejarse, solo que es el caso opuesto.

Además, nosotros estamos hablando de conexión y unidad, entonces tenemos que hacer un escándalo de esto y decir: “¡Amigos escuchen las noticias, tenemos que unirnos! Preparémonos y en seis meses vamos a unirnos…”

¿Estamos hablando de algo nuevo de lo cual no hayamos escuchado? ¿Apenas ahora tenemos que comenzar a prepararnos para esto? ¿No deberíamos estar preparados para eso toda nuestra vida y en cada momento de nuestra vida?

¿Para qué necesitamos un congreso? Sería muy bueno que nosotros recibiéramos lo que queremos alcanzar hoy y entonces no habría necesidad de la convención, y en cambio se necesitarían otras acciones. Nosotros debemos esperar todos los días la venida del Mesías.

Pregunta: ¿Qué debo esperar del congreso?

Respuesta: Que por medio de la conexión y la unidad con otros, yo alcance la forma general de otorgamiento llamada “la revelación del Creador”, la revelación de la “fuerza superior”.

Pregunta: Esta es la primera convención en la que usted no está despertándonos por adelantado, dejando espacio para nuestro esfuerzo. ¿Cómo nos examinamos a nosotros mismos para ver si estamos preparándonos de la forma en que deberíamos?

Respuesta: Yo actúo de acuerdo a la situación. En el estado actual, no siento que yo pueda estimularte de ninguna forma diferente a lo que estoy haciendo. Escucha de nuevo la lección de hoy, y verás que estoy despertándote constantemente. También en las lecciones recientes y en los talleres.

¿Qué puedo hacer si tú no tomas esto en cuenta, si tú no pones atención a esto? Yo estoy tratando de hacer mi trabajo. Además, ¡tú debes exigirlo! Yo estoy listo para darles miles de veces más, pero ¿dónde está tu demanda? Tú no tienes hambre espiritual; es como si estuvieras completamente lleno: “Bueno, díganos algo más y escucharemos…” ¿Qué más puedo decir?

Pregunta: ¿Cómo podemos consolidar nuestras fuerzas para romper el Majsom (barrera) durante la convención?

Respuesta: Necesitamos la unidad que se alcanza por nuestra necesidad, por el despertar de los deseos y la impresión. Está dicho: “Cada hombre debe ayudar a su amigo”. En ningún lugar dice  que el maestro tiene que bailar ante el grupo para evocar alegría o lagrimas. El maestro guía al grupo en la dirección correcta, pero los estudiantes deben seguir esta dirección por sí mismos. Debe haber un deseo colectivo entre los amigos. El maestro no puede hacer lo que el grupo debe hacer, y tú estás perdiendo tu tiempo si estas esperando esto.
(81968)
De la 4º parte de la L
ección Diaria de Cabalá del 7/2/12, “Preguntas sobre el Congreso de consolidación en el norte de Israel”

Material Relacionado:
La Convención está en nuestras manos
En busca del hambre espiritual
Ajustando el enfoque

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: