Preparándonos para el Congreso: Tercera ronda de preguntas

Pregunta: Usted siempre nos guiará durante las convenciones, llevándonos de una lección hacia la siguiente.

Respuesta: No puedo decir de antemano nada sobre eso. No sé qué saldrá antes de verlos en la convención. Ustedes evocarán mi actitud hacia ustedes de acuerdo al estado en el que estén.

En el otorgamiento todo depende de la persona que recibe y nada es predecible. Yo soy una fuente de energía, ustedes recibirán el otorgamiento de acuerdo a la relación de ustedes conmigo.

Así que el asunto no está en el tema de las lecturas y los talleres, sino en la preparación. La preparación intensiva colectiva generará todo lo que ustedes necesiten de mí en el orden correcto. Yo escucho a los amigos, siento la atmósfera general entre todos aquellos que se conecten con nosotros, y esto determina cómo serán dirigidos los talleres.

Pregunta: ¿Cómo podemos elevar el nivel de nuestras preguntas con el fin de añadir sentimiento a ellas? Antes de cada convención existen las mismas preguntas para las cuales ya hemos recibido las respuestas.

Respuesta: Las preguntas pueden repetirse, pero tenemos que sentir una nueva profundidad en ellas. La manera de expresar las preguntas no es importante, lo importante es la profundidad. Si la persona está interesada sólo superficialmente en la forma en la que debe conectarse, esta no es una pregunta en absoluto.

Nosotros tenemos que ser más serios puesto que estamos en un proceso de aclaración, lo que significa que estamos constantemente resumiendo lo que recogemos en el camino. Así que sobre la base de todas las aclaraciones y conclusiones, nosotros alcanzamos nuevas preguntas. A pesar de que las preguntas puedan sonar familiares, son mucho más profundas.

No hay mucha profundidad en las preguntas de ustedes, no hay necesidad ardiente por un nuevo estudio de las capas de desconocidas: “¿Qué debemos hacer hoy para llegar a la unidad que todavía no hemos alcanzado? ¿Qué nos falta? ¿Qué deberíamos añadir?” Yo tengo que escuchar el eco de esta búsqueda en sus preguntas.

Pregunta: ¿Cómo podemos suavizar nuestros corazones constantemente hasta el congreso propiamente dicho?

Respuesta: La clave está en la influencia del entorno. Este es el factor que influye en los talleres. Al principio yo no quiero escuchar a los demás, miro hacia abajo por encima de ellos. No estoy interesado en lo que dicen, ¿quiénes son? Sus palabras sólo me irritan.

Pero después de unos minutos, viene a mí un nuevo pensamiento. ¿De dónde vienen? Después de todo, estos no aparecen de la nada, así es como funciona la Luz, y no existe nada más que la Luz. De vez en cuando nos las arreglamos para hundirnos más rápidamente hacia el interior y para sentirnos dispuestos para la influencia de la Luz. Esta es la esencia del taller.

El “taller” es nuestro esfuerzo de grupo integral, intensivo, colectivo. Este esfuerzo que está dirigido a la unidad, se asemeja a la Luz en sus atributos y evoca su influencia sobre nosotros.

Por supuesto que eventualmente nos llevará menos tiempo alcanzar la unidad en los talleres. Aunque es imposible de explicar, el deseo ya entiende que se requieren movimientos internos con el fin de sentir la emoción y la impresión de la unidad. Así que el taller es nuestra “herramienta”, nuestro medio.

Pero también podemos hacer lo mismo durante la clase matinal. ¡Tenemos que hacerlo todos los días durante tres horas!

Pregunta: Durante el taller nosotros nos “rozamos” uno contra el otro y hay una especie de chispa que nos atraviesa. ¿Cómo podemos alcanzar la misma sensación que durante la lección?

Respuesta: Durante la lección ustedes no hablan ni se miran el uno al otro, lo que hace las cosas más difíciles para ustedes. Sin embargo, deben superar esto. Ustedes deben aprender a sentirse unos a los otros sin palabras, e incluso independientemente de la distancia. Las distancias no existen, no hay paredes, sólo yo imagino todo esto; todo está representado en mi percepción. Así que hagamos un esfuerzo y cada uno sentirá a los amigos como sus partes integrales.

No pongan sus esperanzas en mí. Yo sólo acciono el mecanismo. Todo depende de la conexión entre ustedes. La Luz superior está siempre lista y responde de acuerdo al deseo de ustedes. Así que no hay ningún esfuerzo de mi parte: En el momento hay un deseo, yo estoy dispuesto a trabajar en él. Ustedes están esperando algo de mí, y sólo necesitan una cosa: querer realmente la conexión. Por lo tanto, ustedes me obligarán a mí, en realidad ustedes me obligan a actuar. Sólo la conexión de ustedes evoca un llenado real en la parte mía.

(82051 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/2/12, “Preguntas sobre el Congreso de consolidación en el norte de Israel”)

Material Relacionado:
Una aventura para adultos
¡Preparación completa para el congreso!
Preparándose para una evento histórico

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta