“Respeta la materia más que el dinero”

En las noticias (de la Asociación de Ciencia Psicológica): “Nuevas investigaciones sugieren que, la felicidad general en la vida, está más relacionada con la cantidad de respetado y admiración que se tiene por parte de aquellos que nos rodean, no por el estatus que viene de la cantidad de dinero que se tiene ahorrado en la cuenta de banco”.

“El científico psicológico Cameron Anderson de Hass School of Business de la Universidad de California, Berkeley, y sus coautores, exploran la relación entre los diferentes tipos de estatus y bienestar en un nuevo artículo publicando en Ciencia Psicológica, un periódico de la Asociación de Ciencia Psicológica”.

“Nos interesamos en esta idea porque hay abundante evidencia de que el estatus socioeconómico, los ingresos más altos o riquezas, la educación superior, no elevan subjetivamente mucho el bienestar (o felicidad). Sin embargo, al mismo tiempo, muchas teorías sugieren que un estatus más alto, debería estimular la felicidad, dice Anderson”.

“Entonces si un estatus socioeconómico más alto no se equipara con un sentido de bienestar más alto, entonces ¿Qué lo hace? Anderson y sus colegas lanzaron una hipótesis de que un estatus sociométrico más alto, respeto y admiración en los grupos a los que te enfrentas cara a cara, tales como tus redes de amistad, tu vecindario, o tu equipo atlético, deberían hacer una diferencia en tu felicidad total. ‘Tener altas posiciones en tu escalera local, lleva a recibir más respeto, a tener más influencia, y e estar más integrado en el tejido social de grupo’, dijo Anderson”.

Mi comentario: La Cabalá dice que el deseo de recibir constituye la materia del mundo. En general, puede dividirse en cuatro grupos: inanimado, vegetativo, animado y hablante. En el ser humano, se divide en deseos corporales (comida, sexo y familia) y sociales (riqueza, respeto y conocimiento). Así, los psicólogos concluyen que lo más importante, aparte de satisfacer los deseos del cuerpo, es la forma en la que la persona se siente a sí misma en la sociedad. Es por esto que la Cabalá cree que después de satisfacer las necesidades básicas del cuerpo, si la educación integral le da a la gente las habilidades correctas en las relaciones sociales, todos serán felices al final, y la humanidad llegara al balance con los demás y con la naturaleza.
(81719)

Material relacionado:
Llevado de la mano por la felicidad
El dinero no puede comprar la felicidad
Un tiempo para dar y un tiempo para recibir

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: