“Sólo quiero otorgar”

Pregunta: ¿Obtenemos algún placer en el nivel de “otorgar para otorgar”, Jafetz Jesed, puesto que no estamos usando nuestro deseo en este nivel?

Respuesta: Jafetz Jesed, Bina puro, no significa la vida de un monje en un monasterio. En este sentido, es importante para quién y para qué estoy en el estado de Jafetz Jesed, lo cual significa que quiero Jassadim, sólo el otorgamiento. La persona obtiene placer debido a que su llenado proviene del Creador.

Parece que falta algo en el estado de Jafetz Jesed ya que tú no recibes, de tal manera que ¿qué puedes dar? ¡Nada! Sin embargo, estás dando la sensación de adhesión. Tú dices que quieres adherirte con el Creador en todas las formas que puedas.

Él no es un ermitaño que vive en el bosque donde nada le preocupa, porque sus deseos no se han desarrollado y está convencido de vivir una vida muy simple, como un animal. Hay mendigos que viven en la calle, que tampoco quieren una vida diferente.

Si tú te ofrecieras a hacer de dicho mendigo un hombre de negocios rico, exitoso, él se negaría. Él te preguntaría: “¿Para qué necesito esto?” Tú le responderías: “¡Ganarás mucho dinero y entonces podrás descansar y no hacer nada!” Él respondería: “Pero ahora tampoco lo hago, descanso y no hago nada”. Él no entiende la diferencia entre el Jafetz Jesed que no tiene nada y vive en la calle y alguien que sólo quiere el otorgamiento después de haberlo recibido todo.

Sin embargo, esta es toda la diferencia que la gente no logra. Jafetz Jesed, en el trabajo espiritual es la persona que se ha elevado por encima de sus grandes deseos, y no de deseos tan pequeños como los deseos de un mendigo en la calle. Por encima de todos los grandes deseos, él tiene el poder para mantenerse adherido al Creador en una forma llamada “pequeñez”. Entonces, él es como un niño que se adhiere a su padre, al Creador. Él anula todas las otras vasijas. Esto se llama Jafetz Jesed.

La persona alcanza este nivel con vasijas grandes y crueles, pero está dispuesta a anularlas y a renunciar a ellas sólo con el fin de adherirse al Creador puesto que esta es la única manera de poder estar en otorgamiento y adhesión con el Creador. Ella está lista para todo, pero no tiene nada que dar.

Le pide al Creador, “Por lo menos dame la oportunidad de estar junto a Ti, sólo para adherirme a algún punto para no escapar”. En ese momento, él no puede expresar su lealtad de una manera más poderosa.
(82866)
De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/11/12, El Estudio de las Diez Sefirot

Material relacionado:
Una pared y un mazo para todos
Los dolores del amor
Otorgamiento en Dos Fases

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: