Un brote contagioso

Pregunta: Hoy las personas no se creen unas a las otras. Incluso los altos funcionarios del gobierno roban descaradamente, así que ¿cómo puedo creerle a un amigo cuando habla de la grandeza del Creador?

Respuesta: En primer lugar, nadie está pidiéndote que creas. En segundo lugar, para eso estaba destinado exactamente el descenso de las generaciones, para que veas que no en realidad hay nada más que buscar en este mundo. Esto realmente te ayuda a ver las cosas de manera más realista.

Tú no tienes que creer en la impresión del amigo, ésta te afectará, incluso si no la crees. Él incluso no necesita decirte nada. Tú no sabes qué lo motiva: la creencia o el logro, él simplemente te “infecta” que con su impresión, como un virus. Esto no depende de ti. No hace ninguna diferencia si le crees o sospechas de él. Lo principal es que tú eres “infectado”.

Así que necesitamos “difundir” entre nosotros “virus” de la grandeza del Creador. ¿Quién lo alcanza a Él? Nadie. Y aún así, todos están tensos y esto lo determina todo: ¿Por qué y con qué propósito puedo yo operar, qué tengo que descubrir, cuál es la utilidad de esto, dónde está la Luz que Reforma queme traerá eso, etc., de lo contrario, esto no conducirá a nada.

Para ello necesitamos la ruptura entre nosotros, para que no nos entendamos entre nosotros, y seamos verdaderamente capaces de sentirnos impresionados por el falso anhelo de los amigos. Basta con ver en el rostro del amigo que el Creador es grande ante sus ojos para ser activado también. Incluso si él me jala de la nariz y me hace sentir que soy un tonto, esto no hace ninguna diferencia, aun así me sentiré impresionado por él. Esto es lo que necesitamos.

(83474)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/17/12, “Introducción al Libro del Zóhar”

Material relacionado:
Reconstruyendo el sello por medio de la impresión
Que es más importante el acuerdo común o la impresión común

Un virus espiritual

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: