Un detector para el Creador

Todos estamos “flotando” en un campo informativo. Este está por encima del tiempo, espacio y movimiento. Es constante. Sin embargo, nosotros no estamos percibiendo este campo debido a que tenemos diferentes propiedades. No obstante, si nos unimos, nos volvemos, en la medida de nuestro grado de interconexión, similares a este campo, llegando a estar unificados, y así comenzaremos a recoger su información.

Cuando todos existimos en estado de separación, sin unirnos con los demás, entonces la persona siente en este campo informativo sólo una pequeña parte de la información que todos sienten como “nuestro mundo“, aislado de este campo informativo y que sólo en esta persona puede sentir en su parte egoísta individual.

Tan pronto como nos unimos, el mínimo de muchos es dos (“Miut Ha Rabim Shnayim”), entonces de inmediato empezamos a corresponder a este campo de información y empezamos a sentir en el nivel mínimo llamado, digamos, “Nefesh de Nefesh”. Y así sucesivamente, lo que significa que de acuerdo a la ley de similitud, sentimos este campo, al Creador, en la medida de nuestra conexión. Con esto estamos creando un órgano sensorial por fuera de nosotros mismos.

(82297)

Material Relacionado:

La complejidad de la interacción integral
¿Cómo podemos alcanzar atzmuto
Un detector para sentir al creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta