Una integral desde nuestro mundo hasta el Infinito

Baal HaSulam, “Talmud Eser Sefirot, parte 2 “Histaklut Pnimit”, ítem 96: Existe una ley maravillosa en los Mundos Superiores que en cada Sefira que elegimos para examinar, encontraremos diez Sefirot interiores. Si tomamos una sola Sefira de aquellas Eser Sefirot interiores, nos encontramos con otras diez Sefirot interiores dentro de la primera Sefira. Además, si tomamos una Sefira de las Sefirot interior, interiores, encontramos una vez más, Eser Sefirot dentro de ella, las cuales se encuentran dentro de las interiores, de las interiores previas, y así sucesivamente y así en adelante incesantemente.

Nuestra mente no puede comprender estos principios espirituales, la incorporación de unas Sefirot en las otras hasta Ein Sof, sin cesar, puesto que en cada una de las Sefirot existen otras diez y en cada una de las diez hay diez más, etc. ¿Cómo podemos entender qué significa el Ein Sof? ¿Dónde empieza y dónde termina? No podemos entender esto debido a que nuestra mente no está construida sobre la evaluación cualitativa, sino sobre la evaluación cuantitativa. Parece que aquí también se trata de cantidad: diez, diez y una vez más, diez, como en un sistema discreto, numérico. Pero esto es una impresión equivocada. Todos los cambios y las divisiones están basados en la cualidad dentro de círculos cualitativos distintos.

Es por esto que es muy difícil para nosotros comprender actualmente este principio y el concepto de infinitud. En nuestra vida, las personas más fuertes e inteligentes, los grandes egoístas, quieren usar este mundo para su propio beneficio, quieren someterlo y extraer de él la mayor cantidad de dinero posible, ganar la carrera, obtener el control y el conocimiento, mostrarse ante los demás, y sentirse bien consigo mismos, sentirse seguros en el presente y en el futuro.

Pero hoy ellas ven que no pueden manejar nada y no saben qué hacer. Los líderes se sienten impotentes. Ellos están tratando de calcular cómo superar esta pérdida de control, lo cual es el principal problema de la crisis actual. El problema no es la crisis misma, es decir, los porcentajes que muestran los indicadores económicos. Primero ellos se preocuparon sólo de estos porcentajes y sumas, pero ahora ven que ésta no es la causa, sino que lo es la falta de control de la situación.

No se trata de los resultados que queríamos lograr, y no pudimos, más bien, se trata de la razón para nuestros fracasos. ¡Ellos no saben eso! En primer lugar, ellos fueron la causa de todos los éxitos y fracasos, al llevar las riendas del manejo egoísta. El mundo se inclinó ante ellos y obedeció sus normas egoístas. Pero hoy en día no podemos meter el mundo en el sistema egoísta que hemos creado y que no podemos manejarlo. Éste ya no escucha, es como si se las arreglara de otra manera, dejándonos totalmente perplejos.

Así, la diferencia entre los dos sistemas se revela gradualmente: el numérico y el analógico, el sistema que opera sobre una base cuantitativa y el sistema basado en la calidad. La naturaleza por su parte nos revela algunos de los sistemas que operan de acuerdo a la calidad, a un sistema analógico, que lo une todo con el fin de lograr un trabajo colectivo. Así es como se revela la fuerza del Creador.

Nosotros, en cambio, siempre hemos trabajado de manera diferente, utilizando la fuerza egoísta del ser creado, la cual fue el resultado de la ruptura, cada uno por su cuenta. Es por eso que siempre hemos actuado sobre una base cuantitativa, de acuerdo a los números. Nuestra percepción está basada en este principio. Es por eso que nos sentimos tan impotente cuando el mundo espiritual se nos revela y se acerca a nosotros. Esta es la revelación del sistema espiritual del Creador, y esto es lo que trae consigo la crisis actual.

Mientras que en el mundo espiritual las Sefirot están cada una dividida en diez y así sucesivamente hasta Ein Sof, este mundo se basa en el principio numérico. Pero dado que estamos hablando sobre el Infinito, esto destruye la base cuantitativa y la convierte en cualitativa. Es como integral y por eso la crisis es llamada integral y el mundo moderno es integral.

Una integral no es sólo una simple suma. En una suma hay un número de componentes. Y la integral incluye Ein Sof, infinito: Esta incluye componentes tales que no pueden ser incluidos en un cálculo cuantitativo. Es como el problema de hacer un círculo dentro de un cuadrado, donde se requiere construir un cuadrado que sea idéntico en su área a un círculo. Este problema no tiene solución a nuestro nivel.
(82682)
De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/10/12, El Estudio de las Diez Sefirot

Material relacionado:
Los mundos son reflejos de mí
Permanece firme frente a la grandeza
La ciencia de nacer dentro de la Luz

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: