entradas en '' categoría

Cuando las personas se niegan a escuchar

Baal HaSulam, “La Nación”: La única esperanza es establecer para nosotros mismos un sistema de educación nacional completamente nuevo, descubrir y encender de nuevo el amor nacional natural que se han atenuado dentro de nosotros.

Pregunta: ¿Qué debemos hacer con aquella parte de la nación de Israel que no está dispuesta a escucharnos, que no quiere tener nada que ver con nosotros?

Respuesta: Debemos tratar de alcanzarlos desde otro ángulo y, luego desde otro más, desde diversas formas innovadoras. No tenemos otra opción puesto que ellos son como nuestros propios hijos. No hay nada que podamos hacer: Ellos nacieron y están atados a ustedes con lazos irrompibles. Así que, ya sea que lo deseen o no, ustedes llevan su carga y tratan de hacer todo lo que esté en su poder, en busca de un remedio para cada enfermedad que puedan ellos tener.

Además, nosotros debemos entender que es una réplica de nosotros, son nuestras vasijas y no algo ajeno a nosotros. No podemos descartar el mundo, la realidad, ni alguna parte de ella.

Las personas se niegan a escucharnos y eso es perfectamente natural. Es peor cuando ellos quieren, porque entonces ellos se refieren a algo que es totalmente diferente a lo que nosotros nos referimos. Debemos ser más creativos con los “seguidores”, para hacer que ellos se volteen hacia la dirección correcta. Si la persona sólo nos rechaza, entonces este puede ser el caso más simple.

De una forma u otra, no debemos rendirnos ni marcharnos. Lo más fácil de hacer es decir: “Dejemos que sufran”. Pero estas son tus partes, eres tú mismo que estás esparcido por toda la humanidad, pero que sólo sientes una pequeña parte de ella, 80 kilos de tu peso y nada más que eso. Gradualmente podrás descubrir otras nuevas partes de ti mismo. Así que imagina el dolor que sentirías si te enterarás de la verdad, ¿sería posible arrojar entonces a la gente?

Pregunta: Entonces, ¿qué podemos hacer? Es como si nos topáramos con un muro, incapaces de penetrarlo…

Respuesta: No estamos intentándolo lo suficiente. Si lo hubiéramos intentado lo suficiente, no habría esos problemas. Todo depende de nosotros. La persona se juzga y juzga al mundo entero en la escala del mérito. Traten de ejercitarse en el grupo, en la conexión. Traten de hacer allí lo mejor que puedan, y luego salgan a los círculos externos.

(85322 – De la 4° parte de la lección diaria de Cabalá del 12 de Agosto del 2012, Escritos de Baal HaSulam)

Lo principal es acelerar el tiempo

Tenemos que establecer sistemas que despiertan constantemente al grupo. Si se nos dice que la diferencia entre la persona que avanza a su propio ritmo y la persona que avanza como una bestia forzada desde afuera se encuentra en el hecho de que la persona acelera el ritmo de su avance, (un par de pulsaciones a cada momento que procesa según la medida en la que avanza, el número de pasos que realiza por minuto), entonces sólo tenemos que impulsarnos nosotros mismos en todas las maneras posibles.

Rabash dice que si alguien grita que tu casa está en llamas, no te quedarías sentado, no asentirías aletargadamente con la cabeza, no continuarías la siesta por un par de minutos más, tú saltarías y correrías con el fin de salvarte.

Esta situación no nos parece real, por supuesto. ¿Por qué? Debido a que todo depende del entorno. Si el entorno es tranquilo, entonces, incluso si quisiera despertar, vendría aquí y me quedaría dormido. ¿Qué puedo hacer? No puedo resistirme a esta atmósfera.

Por lo tanto la estimulación de la persona depende totalmente del entorno. Si la persona no es obligada, avanzará de la forma habitual, “a su debido tiempo”. Toda nuestra corrección está en la aceleración del tiempo. Los estados están predeterminados para cada uno y no pueden ser cambiados. El cambio ocurre gracias a la preparación de la persona. Cada estado es una revelación de las Reshimot (recuerdos). Si la Reshimó se revela y yo quiero cumplirla y convertirla a un cierto nivel, tengo que estar preparado para ello. Si no estoy preparado, la Reshimó viene y solo me baja y me aleja más. Así que la próxima vez tendré que dar dos pasos y luego tres pasos, y así cada vez me encontraré más lejos y con mayor retraso.

Esto se aplica al mundo entero, puesto que no hay cuenta con las demás personas. Si ellas no han recibido un despertar hacia la espiritualidad, el “punto en el corazón”, la capacidad de acelerar su desarrollo, ¿cómo pueden ellas responder, para qué deben ser despertadas? Por esta razón la iluminación general influye en ellas, la crisis aparece y hay diferentes problemas y dificultades en cada nación y en cada parte de la humanidad, al igual que en la vida privada de cada individuo. Esto, sin embargo, no se llama “Providencia Divina”. Providencia Divina es cuando hay una relación entre la persona y el Creador.

(85313 – De la 4° parte de la lección diaria de Cabalá del 12 de Agosto del 2012, Escritos de Baal HaSulam)

Midiendo el poder de nuestra intención

El deseo de recibir no puede cambiar nada, excepto su intención. Imagina que tus brazos y piernas estuvieran atadas, ¿qué puedes hacer? Nada depende de ti, excepto tu intención, del mismo modo no hay otra manera en la que el deseo de recibir pueda actuar.

Éste sólo sabe cómo recibir, así que recibamos y hagamos lo único que podemos hacer. El punto es que a veces éste recibe con la intención de hacerlo en beneficio de sí mismo y a veces se cierra y se rehúsa a recibir.

Pero, ¿cómo puedo negarme a recibir si mi boca está abierta constantemente? ¿Cómo puedo cerrarme yo mismo? ¡Sólo por medio de mi intención! Si yo no considero lo que recibo como recepción, puesto que esto no me dan placer, esto ya no se considera recibir.

A pesar de que realmente quiero este llenado, que no lo disfruto porque el deseo me lo dieron por naturaleza, aun así no lo disfruto debido al poder de mi reconocimiento. La acción de mi deseo de recibir es cambiar la actitud hacia sí mismo, decidir cómo trabajar con el deseo.

En la medida en la que la Luz influya en mí al permitir que me eleve por encima de mi deseo, yo decido qué hacer con él: restringir mi deseo o permitirme yo mismo recibir un poco más para disfrutar. Pero, ¿para qué disfrutar? Yo puedo tomar una decisión de disfrutar para mí o de hacerlo para el otorgamiento. Éste puede ser un acto necesario de recepción, no condenable ni elogiable.

Todo depende de para qué disfruto: para darle placer al anfitrión, al Creador, o para darme placer a mí mismo. Puede ser que ambos necesitemos de recibir placer. Si nos conectamos como dos amigos amorosos, disfrutamos del hecho de darnos unos a otros, es decir de los llenados o de la conexión entre nosotros.

Podemos tener muchos pensamientos y las decisiones de este tipo, pero todos ellos se relacionan a la intención. Yo no puedo cambiar nada diferente a eso: mi boca está abierta, mis brazos están atados, a esto se parece mi deseo de recibir. Todo se resuelve sólo dentro de “la fe por encima de la razón”, en nuestros pensamientos. Solo las acciones están por debajo del Masaj (pantalla).

Cuenta únicamente mi actitud frente a lo que me pasa, y esta es la única cosa que importa. Yo corrijo mi actitud hacia lo que está sucediendo hasta que se vuelve igual a la del Creador. Esto significa que hemos alcanzado la adhesión plena con Él.

Por medio de esto sentirás cuán importante es nuestra intención. Sólo nuestra intención pertenece al nivel hablante. Nosotros medimos nuestro nivel de acuerdo al poder de nuestra intención.

(85163 – De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 5 de Agosto del 2012, El Estudio de las Diez Sefirot)

Un educador ideal

Desarrollo significa limitar constantemente el deseo, lo cual es inevitable. Incluso los enfoques educativos más avanzados que no utilizan los castigos también limitan a los niños, pero en otros aspectos. Un embrión en el vientre de su madre también se desarrolla por medio de las limitaciones. Toda la naturaleza está basada en este principio, y si nosotros lo mantenemos en nuestro desarrollo, sin duda podremos evitarnos problemas y dolor.

Pero nosotros seguimos el camino opuesto y eliminamos todos los obstáculos: Libera tu ego, abusa de los demás tanto como puedas, abusa del mundo entero en aras de tus propios intereses. La persona se ve a sí misma como si fuera grandiosa cuando se las arregla para robar millones y es respetada por ello. Hemos distorsionado totalmente el camino, al renunciar a cualquier forma de restricción. Nuestros deseos no están limitados por nada y también podemos ver esto en la televisión, en las formas culturales y educativas modernas. A juzgar por lo que está sucediendo con los niños y jóvenes, estamos cultivando una generación que crece según los modelos de conducta y pensamiento bestiales y no humanos. ¿Qué tipo de modelos presenta la publicidad?

Nosotros vemos los resultados: Sin limitarnos a nosotros mismos, llegamos al colapso y a los sufrimientos, y comenzamos a entender que tenemos que cambiar. Esto es lo que nos espera, puesto que aun no estamos sufriendo realmente.

Si fuéramos tan flexibles como los bebés que pueden ser fácilmente dirigidos para desarrollarse en el camino correcto, si respondiéramos a lo que está sucediendo con la misma velocidad, con la misma facilidad que lo hacen ellos, entonces todo estaría bien. Podríamos ver que el Creador es el educador perfecto y podríamos llegar a Él sin quejas.

Pero para hacer eso, tenemos que responder correctamente a Sus enseñanzas y ser sensibles. Los cabalistas nos dicen cómo podemos adquirir esta actitud, ellos dicen que debemos conectarnos y ser “buenos chicos”, que debemos ser sociables, amables y responsables unos de otros, crear de garantía mutua, etc.

Es evidente que los niños no quieren escuchar a nadie. Ellos sólo quieren ir en todas las direcciones. Pero los adultos imponen la disciplina sobre ellos y lo mismo hace el Creador, aunque Él aun no ha comenzado a tratar seriamente con nosotros. De una forma u otra, las mismas leyes penetran a través de todos los mundos, pero el punto es que nosotros tenemos que aprender de la naturaleza y no inventar limitaciones artificiales.

Esto también se refiere a los educadores de los niños. La naturaleza nos muestra cómo, cuándo y de qué manera limitar, de acuerdo a las etapas del desarrollo. En realidad nada depende de nosotros, sólo llevamos a cabo las cosas. Si hubiéramos estudiado bien las leyes de la creación y la naturaleza de los niños, sabríamos exactamente cómo actuar en cada fase, ahora y en el futuro. De manera ideal, el educador lleva a cabo las órdenes de la naturaleza. Él nunca inventa nada nuevo, sino que sólo implementa su plan. Esta es su obligación: traer la naturaleza del pequeño a que coincida gradualmente, un día tras otro, con la naturaleza superior.

(85095 – De la 4° parte de la lección diaria de Cabalá del 9 de Agosto del 2012, “Introducción al Libro del Zóhar”)

Todo comienza en Europa

En las noticias (de Finmartet.ru): “Existe un acuerdo unánime entre los jefes banqueros en EU que su más grande amenaza es consecuencia de la crisis financiera de la eurozona, por que los gobiernos europeos comienzan a salvarse junto con los consumidores europeos”.

“Esto se explica fácilmente: el desempleo en Europa alcanzo un record tras otro, mientras la recesión continua aumentando. Como resultado, los ciudadanos de EU tienen que cambiar sus hábitos consumistas, lo cual puede tener un impacto duradero en los beneficios de la economía y de las empresas. Los cambios en los hábitos consumistas afectan los ingresos de las empresas europeas”.

Mi comentario: Nos enfrentamos a la bancarrota de las empresas, a la desaparición de la clase media, al surgimiento de cientos de millones de desempleados, disturbios por alimentos, etc., si no alcanzamos la responsabilidad mutua, la preocupación mutua y el otorgamiento por medio de la unidad. La educación integral debería enseñarnos como crear paso a paso una sola administración, tanto para los EU como para el mundo entero.

(85034)

La nueva imagen del nuevo hombre

Una sociedad no somos ni tú ni yo, sino algo que creamos juntos entre nosotros en nuestra buena relación mutua. Esta es la imagen de Adam, Hombre. Al comenzar a transformar toda nuestra vida para mantener esta imagen lo más posible, entendemos que incluso en nuestras vidas actuales ya no necesitamos existir de manera apropiada y razonable, sino que lo principal es que exista entre nosotros una apropiada comunidad superior que está por encima de nosotros.

Además, es fácil mantenerla porque todos aspiran hacia ella. Yo siento que todos tienen la misma actitud que yo hacia esta comunidad, hacia este grupo, Adam, y esto constantemente me influye y me sostiene.

Esto es llamado ley universal de garantía mutua, en la que cada uno actúa de esta manera y entiende que está sosteniendo al resto. Al aspirar más alto hacia nuestro común denominador, la persona le demuestra a todos los demás cuánto aspira hacia ello y da el ejemplo a otros, y, al sostenernos unos a otros de acuerdo a esto, ascendemos muy fácilmente y nos incluimos plenamente en la comunidad con nuestros corazones y mentes.

En adición, nuestro nivel animado permanecerá un nivel por debajo, y comenzaremos a sentir la diferencia entre ellos. Yo acepto que el nivel animado reciba tanto como necesite, ya que entiendo que es mejor si no consume pasteles u otras cosas. Necesita lo que sea bueno para éste porque esto lo volverá más sano, mejor. Se sentirá más cómodo, y cuando me separo de mis relaciones animales incorrectas, mi nivel humano, por el contrario, comienza a sentirse cómodo y, bueno, a sentir que está vivo.

También comenzamos a percibir la naturaleza en nuestra nueva imagen humana, la comunicación apropiada entre nosotros, como en un sensor común, una vasija común. Comenzamos a sentir sus leyes, que nos guiaron en nuestro desarrollo evolutivo y entendemos por qué la naturaleza ahora nos presiona de esta manera.

De pronto comenzamos a percibir su actitud hacia nosotros como benevolente y amable, ya que nos equilibramos con ella en este nuevo nivel porque, justo como en la naturaleza, todo entre nosotros está basado en otorgamiento, reciprocidad, unidad, conexión, globalidad, e integración. Sin ningún dolor especial, automáticamente rebajamos nuestro nivel animal a su estado normal en el cual sólo trabajamos las horas necesarias al día, y de esta manera nos proporcionamos una existencia normal, nada más allá del nivel de comodidad necesario, no a través de una sociedad de consumo excesivo, sino a través de un consumo razonable para una existencia razonable del cuerpo. De esta manera, separamos esos dos niveles: el animado, donde permanece nuestro cuerpo, y el humano, el cual engendramos nosotros.

Es por esto que, en general, la crisis actual la definimos como el punto de amortiguamiento del nuevo nacimiento de la humanidad. Cuando comienzas a explicarle esto a un grupo, ellos ciertamente necesitan tiempo para adaptarse a esta idea, para el entendimiento de esta, pero después cuando las personas tratan de conectarse a través de su comunicación mutua, cuando comienzan a discutir eso, de pronto aparecen ciertas fuerzas auxiliares, aparecen desde su interior habilidades que la persona no sabía que tenía.

En realidad, estaban en el interior, pero estaban suprimidas, y más aun, trataban de salir. En general, esta era la fuente de nuestras crisis personales, familiares, sociales, abuso de drogas, depresión, etc., y aquí, de pronto comenzamos a sentirnos libres de toda esta presión, de las fronteras y distorsiones que teníamos. En general, esta es la esencia de la idea principal y justo el enfoque fundamental.

(85170 – De una “Charla sobre formación integral” del 29 de Febrero del 2012)

Material Relacionado:

Superemos un obstáculo potencial
Pasos sobre un gran camino
El nuevo modelo de hombre

El puente que conecta la verdad y la mentira

De las cartas de Rabash (No. 16): Es sabido que es imposible ver un pequeño objeto y es más fácil ver un gran objeto. Entonces, cuando la persona dice unas cuantas mentiras, ella no puede ver la verdad, que está caminando sobre una vía falsa. Por el contrario ella dice que está caminando en el camino de la verdad. Pero no hay mentira más grande que esa. Y la razón es que no tiene suficientes mentiras para ver su verdadero estado.

Pero cuando la persona ha adquirido muchas mentiras, las mentiras crecen en ella a tal grado que puede verlas si lo desea. Por lo tanto, ahora que ve las mentiras, que está caminando en un camino falso, ve su verdadero estado. En otras palabras, ve la verdad en su alma y cómo dirigirse hacia el camino correcto.

Se concluye que este punto, el cual es un punto de verdad, que está caminando por un camino falso, es el medio entre la verdad y la falsedad. Este es el puente que conecta la verdad y la falsedad. Este punto es también el final de la mentira y de aquí en adelante comienza el camino de la verdad.

Constantemente nos esforzamos por la bondad, la verdad, y el otorgamiento. Sin embargo, cuando nuestros esfuerzos llegan hasta cierto grado, sentimos exactamente lo opuesto. Revelamos que existimos en la mentira: no otorgamos, y no deseamos el otorgamiento, sino que nos preocupamos sólo por nosotros mismos.

¡Sin embargo, la toma de consciencia de este estado engañoso, significa la revelación de la verdad! Aun cuando no es placentero y la persona no sabe qué hacer, si a pesar de todo se esfuerza una vez más por el otorgamiento considerándolo bueno, si está sediento por la verdad dado que la verdad es otorgamiento, entonces una vez más se encuentra a sí mismo en un engaño incluso más grande ¡Pero esto es verdad! Es verdad que existe en una mentira. Entonces esto continúa hasta que la mentira se vuelve tan enorme que se vuelve insoportable permanecer en esta. Entonces grita de tal manera que la salvación viene a ella.

Existe un estado en sí y existe la toma de consciencia del estado de uno. Mientras más se acerquen nuestros estados a los estados verdaderos, más polarizados se vuelven.

(84915 – De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 7 de Agosto del 2012)

Material Relacionado:

Cuando el cabalista habla, crea los mundos
¿Qué es el alma?

O trabajamos o guerra

Del razonamiento lineal al razonamiento cuántico

Pregunta: Cuando hablamos de los niveles inanimado, vegetativo y animado de la naturaleza, podemos “sentirlos” con la ayuda de los cinco órganos de percepción. Cuando hablamos del campo general, el cual es revelado entre nosotros, resulta que ¿no tenemos nada con qué estudiarlo?

Respuesta: Es por eso que tenemos que crearlo nosotros mismos.

El hombre no es diferente de un animal por el hecho de tener una par adicional de manos o de piernas, sino por el surgimiento de este nuevo constituyente espiritual, creado por sí mismo, espiritual porque existe fuera de nosotros, por fuera del cuerpo, por decirlo así. Sin embargo, en este es donde diferimos del nivel animal.

De otra manera, ¿qué puede uno decir al compararnos con los animales? ¿Cuál es la diferencia entre nosotros? ¡¿Los dispositivos que yo creo junto mí?! Este no es un nivel de desarrollo elevado, sólo es adaptación y nada más. Sin embargo, la espiritualidad es el siguiente nivel de desarrollo.

La persona comienza a alcanzar la esencia de la naturaleza misma, porque él o ella entran en equilibrio con esta. Él comienza a sentir sus delgadas esferas que son dirigidas por la naturaleza: la mente, la fuerza en el interior de la naturaleza que mueve los electrones, crea toda la materia, y la mueve. Es decir, que comenzamos a entender y a sentir la base de esa vida, que controla todo el universo, y sobre la cual reposa el universo.

De esto está hablando la física hoy. Por cierto, la física cuántica resultó ser la más avanzada, aun cuando estudia básicamente las partículas más pequeñas. Finalmente, a través de esta fina mecánica, los científicos están llegando a las fuerzas que están detrás de ello, y comienzan a percibir el programa, la mente, y todo tipo de contradicciones que no podemos resolver con nuestra mente lineal. Debemos transferirlas hacia una mente cuántica, hacia esos alcances de la naturaleza que en realidad están localizados por encima de nuestra relación egoísta, hacia la relación directa con ellas. La vida misma nos obliga a esto.

(85177 – De una “Charla sobre formación integral” del 29 de Febrero del 2012)

Material Relacionado:

Momentos de cabalá – “dictado de la naturaleza”
La ciencia moderna al borde de lo desconocido
Los secretos cuánticos de la longevidad

¿De dónde recibe uno el deseo para levantarse del sofá?

De la Carta Nº 13 del Rabash: Uno siempre debe esforzarse para que el descenso no comience a ser un obstáculo ni se extienda por mucho tiempo sino que debe fortalecerse inmediatamente, confiar en el Creador y orar desde lo profundo del corazón. Es decir, si tú caíste en el fondo del pozo, rézale al Creador.

Pero ¿desde dónde deberíamos recibir la fuerza durante el descenso para pedir ayuda al Creador? Es aquí que nosotros necesitamos el apoyo de la sociedad, ya que el hombre no tiene fuerza propia. De lo contrario, no sería un descenso si él tuviera fuerza para orar. Por el contrario, esta sería la mejor situación para él.

Un descenso no es cuando la persona siente que ha entrado en un estado desagradable, en oscuridad, sino cuando ella se ha separado del Creador. Cualquier estado en el que ella se haya separado del Creador es malo. Si ella siente una conexión con el Creador, es bueno si no hay conexión con la situación en la que se encuentra, sea placentera o no.

Sin embargo, si ella se siente separada del Creador, ¿cómo puede volverse hacia Él? Entonces, ella necesita influencia desde un costado, del entorno que la apoyará. Y si la persona se ha desconectado del Creador, si no siente la importancia de la espiritualidad, está lista para degradarla, solo pierde su tiempo, si ella no tiene la fuerza para elevarse por encima del descenso hacia la oración, sino que más bien está de acuerdo en permanecer “muerta”, entonces en algún nivel, ella necesita servirse de los deseos de los amigos.

Esto es igual al padre de familia que está cansado, no está sano, pero él no tiene otra opción: Debe levantarse e ir a trabajar con el fin de ganarse la vida para sus hijos. Esto ocurre de la misma manera para la persona que usa los deseos del grupo y se despierta a la oración.

Y si no hay tal conexión con el grupo, y no puede recibir los deseos de este, entonces ella está en concordancia con la situación de estar “muerta” y continúa aceptando lo que ella hace. Todo depende de la conexión con el grupo, como está escrito; “No es el prisionero quien se libera a sí mismo de la cárcel”. Uno necesita de los demás para salvarse.

(85006 – De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 8 de Agosto del 2012)

Material Relacionado:

Bailar tango con el creador
Sin importancia no hay vida
El mundo en la balanza de la justificación

Lección diaria de Cabalá – 08.14.12

Preparación para la Lección

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

Escritos de Rabash “Igrot”, “Carta 25”

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

El Libro del Zóhar, extractos seleccionados “Bereshit Bet” (Génesis 2), Lección 154

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

Talmud Eser Sefirot, volumen 1, parte 3, capítulo 8, ítem 1, Lección 19

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

Escritos de Baal HaSulam “La Nación”

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar