entradas en '' categoría

Alcanzando la unidad

Lo único que nos influencia es la Luz. Esta nos da energía y por una parte puede ser para nosotros un máquina de “movimiento perpetuo”, o por otra, puede apartarse de nosotros, en cuyo caso nos volvemos débiles y nos caemos, incluso a un estado en el que termine nuestra existencia animada, biológica. Todo esto es la Luz. Todos los acontecimientos que toman lugar dentro de nosotros, tanto los positivos como los negativos, son causados por la influencia la Luz.

Por lo tanto, no podemos hablar de qué nuestra salida de algo sea fisiológica, o causada por cualquier otro tipo de problemas. Apúntalo todo hacia la Luz. Si está cerca, las cosas estarán bien, y si está muy lejos, las cosas estarán mal. Y es de esta manera con respecto a todo absolutamente. Todo toma lugar dentro de nosotros, como en una vasija, pero ocurre solo debido a la influencia de la Luz.

La Luz es una; es simplemente el deseo de otorgar, el deseo de llenar, el deseo de amar. Y cuantos más discernimientos y análisis hagamos acerca de lo que significa “uno ” y de cómo volvernos similares a esta, más rápido alcanzaremos la meta.

Bien, yo recuerdo que es la Luz la que me hace esto, la que está poniendo varios obstáculos ante mí. Y ¿después qué? Después, tenemos que analizar esta unidad: ¿Cómo podemos adquirirla cuando nos unimos a pesar de todos nuestros “ángeles toscos”?

Yo estudio cómo el Creador juega conmigo, dándome pensamientos, deseos, oportunidades y sucesos. Y cuando trato de encontrarlo a Él detrás de todo esto, comienzo a ver cómo Él influye en mí. Este ya es un análisis del alma en vez de uno acerca de la personalidad.

Después de todo, todo lo que se relaciona con la influencia del Creador en mí y con mi influencia sobre Él, forma mí alma dentro de mí, sacándola a la superficie. Y viceversa, todo lo que está conectado simplemente con otros, pero que no incluye a la Luz del Creador, se relaciona con el cuerpo en el nivel inanimado o animado de la espiritualidad.

(85976 – De la 2° lección en la Convención en Kharkov del 17 de agosto del 2012)

Material Relacionado:

¡No quiero nada sino la luz!
Todo depende de la “suerte”(luz)
La luz es todo lo que recibe el kli

Ego, no te pertenezco

Pregunta: ¿Cómo podemos revisar cuál es nuestra intención con respecto al Zóhar?

Respuesta: El Libro del Zóhar es la fuente de Luz que llega a nosotros si queremos usarla correctamente. Así, al estudiar libros cabalísticos, siempre evoco alguna iluminación sobre mí, pero esta llega de acuerdo a la intensidad de mis esfuerzos y disposición. Si estudio para ganar algo corporal o para ganar el próximo mundo como un privilegio personal, entonces la Luz, mediante su influencia, crea en mí una oscuridad aún mayor. Me alejo más de comprender para qué se me dio este sistema, qué tengo que hacer conmigo mismo, y cómo debo tratar a los demás. Incluso cuando leo palabras maravillosas acerca del amor y la conexión, no tengo una sensación de pertenencia, no veo la conexión y no sé cómo percibir el texto: si dejarlo entrar en mi corazón o no, esto significa que estudio como un murciélago que se alimenta por la noche y no espera el amanecer.

Pero si trato de conectarme con otros y esta es la razón por la que aprendo el método, al preservar y observar la condición para aceptarla en el Monte Sinaí anhelando junto con todos ser “como un hombre con un corazón”, entrar en garantía mutua, alcanzar el amor fraterno y a través de éste el amor del Creador, entonces la Luz comienza a hacerme avanzar. Este ya no es el camino ordinario que se supera en etapas, sino que yo comienzo gradualmente a descubrir el mal estado fragmentado en este.

El estudio egoísta oculta mi ego de mí, y yo me veo como un justo. Por otra parte, mediante el estudio correcto, descubro que estoy inmerso en el mal. Lo primero que la Luz me revela son mis atributos malvados, y yo tengo que trabajar en correspondencia. Al descubrir el mal, siento sensaciones incluso peores que antes ¿Entonces qué hago? Después de todo, de acuerdo a mi naturaleza, quiero escapar cuando me siento mal.

¿Tal vez deba dejar de estudiar y abandonar el grupo? ¿Tal vez deba sentir impotencia? ¿O tal vez debo estar feliz de que se me permitió descubrir el reconocimiento del mal? Esta debe ser una ley para mí, una invitación: Si puedo elevarme por encima de una sensación no placentera, anhelaré el otorgamiento por encima de la recepción.

Yo prefiero recibir un golpe, ya que los sufrimientos que se revelan en mi ego me muestran que no trabajo para este. Aun cuando experimento sensaciones no placenteras, las supero y apunto hacia la unidad. No escapo para endulzar lo amargo; no me cierro, no desciendo, ni dejo de estudiar. Al contrario, acepto todos los problemas que vienen de todas las direcciones en el camino para unirme con los amigos, como enviados por el Creador y que no existe nadie más aparte de Él.

Acepto todos los estados como benéficos para mi avance, no quiero anularlos y continúo estudiando para neutralizar la mala sensación. Realmente quiero esto, quiero que permanezca ya que me enfoca exactamente en la forma de elevarme por encima de ellos, por encima de la razón. Con gusto acepto todos los problemas e interrupciones, la presión de las circunstancias, las burlas externas, los diferentes sufrimientos, ya que todo ello me ayuda a enfocarme correctamente en la meta, creando tales limitaciones, tales marcos, que al trabajar dentro de ellos yo avanzo indudablemente.

Así construyo dentro de mí las vasijas de otorgamiento por encima de las vasijas de recepción. Estas continúan creciendo y sufriendo, mientras que yo, al estar un nivel por encima de ellas, quiero aferrarme a la conexión con el Creador hasta que alcance la fe completa, el atributo de Bina, y comience a usar mis vasijas de recepción con el fin de otorgar.

Pero entonces tampoco tengo intención de calmarme, ya que me he elevado a tal grado que no debe haber ningún pensamiento de complacencia. Al contrario, yo aspiro hacia arriba cada vez más e incluso estoy dispuesto a recibir placer, pero no con el fin de llenarme, sino con el fin de satisfacer el deseo del Creador.

Este es todo nuestro trabajo. A lo largo de este camino yo necesito una fuente real, un deseo egoísta que me proporcione la fuerza de otorgamiento, gracias a que supero los problemas y los sufrimientos que se revelan en este, y es claro para mí que todo esto viene del Creador.

(85707 – De la 2° parte de la lección diaria de Cabalá del 16 de agosto del 2012, El Libro del Zóhar)

Material Relacionado:

Sentir que él se esconde en alguna parte al lado
¿Cómo comienza el Zohar?
¡¿Por qué nos sentimos tan mal?!

Grecia: ¿Sentimiento Anti inmigrantes o anarquía?

En las noticias (de Euronews): “El gobierno griego ha estado buscando inspiración en los dioses ya que están llevando a cabo planes para deportar a miles de inmigrantes ilegales.

“Para darle un toque de ironía al procedimiento, los oficiales han denominado a la operación “Xenius Zeus”, el mismo nombre dado al antiguo dios griego de la hospitalidad”.

“Seis mil personas, sospechosas de haber entrado al país ilegalmente, fueron detenidas en Atenas, ahora cerca de un tercio enfrenta la deportación”.

“Miles de policías toman parte en la operación, deteniendo a sospechosos inmigrantes ilegales en Atenas, y en la frontera con Turquía…”

“La policía griega dijo que estaban deportando cientos de inmigrantes ilegales, después de una importante ofensiva en Atenas. Docenas de personas fueron devueltas a Paquistán el fin de semana”.

“Golden Dawn, descrito por los oponentes como un neonazi, ganó suficientes votos en la reciente elección para entrar al parlamento”.

Mi comentario: Lo mismo se repetirá en todos los países ya que los problemas económicos empeoran. Por consiguiente, llegaremos al fascismo, al Nazismo y a una tercera guerra mundial si no cambiamos a la sociedad implementando la educación y formación integral.

Material Relacionado:

El pago de la crisis: la violencia racial va en aumento en Grecia
El auge del nacionalismo en Europa
Europa enfrenta un nuevo reto

El destino de una nación se determina en la mesa redonda

Pregunta: Usted dice que mediante acciones simples es posible ver un resultado rápido y en realidad sentir una fuerza nueva, poderosa evocada entre nosotros en un par de días, la cual se volverá nuestra más fuerte defensa y arma ¿Qué acciones son necesarias para alcanzar eso?

Respuesta: Yo recomiendo que comencemos a organizar lo que llamamos talleres, discusiones en círculos o mesas redondas. Ahí, discutiremos las cuestiones más importantes que determinan nuestro destino.

Trataremos de elevarnos por encima de todos los egos individuales en esas discusiones en mesas redondas y lo haremos con el fin de encontrar respuestas que surjan del amor, la conexión, y la garantía mutua. Primero, tenemos que averiguar qué es el amor, qué significa la conexión e incorporación en el deseo del otro, qué es la garantía mutua, y el punto en común para que a partir de ello, pueda yo resolver todos los problemas.

Debemos aclarar cómo podemos conectarnos de manera más fuerte y así resolver los problemas económicos, problemas en educación, con las drogas, hurtos, en realidad todos los problemas que afrontamos en la sociedad. No importa de qué hablemos. Lo importante es que toda deficiencia que se revela, es sólo una causa que nos ayuda a aclarar mejor el concepto de garantía mutua.

Entonces, veremos que todos los problemas, incluyendo la amenaza [en Israel] de un ataque de Irán, vienen sólo para que reforcemos la garantía mutua entre nosotros. Es como si viéramos todo desde el otro lado. No anhelamos la garantía mutua para deshacernos de nuestros problemas internos y externos, más bien, todos nuestros problemas internos y externos nos los revela la naturaleza para llevarnos a la garantía mutua, hacia la culminación de nuestra misión, y para unir al pueblo de Israel en la tierra de Israel.

Con el fin de comenzar el proceso de conexión y unidad, todos debemos sentarnos en la mesa redonda. Puede ser una familia o una sola persona sentada en casa frente a la pantalla del TV observando una discusión que tiene lugar en la mesa redonda. El objetivo de la discusión es clarificar la pregunta: ¿Qué significa conexión, garantía mutua, y amor para nosotros, y a qué estado debemos llegar?

Nosotros debemos hablar menos de los problemas; de otra manera simplemente nos ahogaremos en ellos. En su lugar, debemos elevarnos por encima de ellos y hablar de forma más positiva acerca de la conexión, amor, y cooperación mutua, acerca de lo que construye y no acerca de lo que destruye. Entonces, debemos hablar tanto como sea posible de los factores positivos y lo menos posible de los factores negativos.

Yo sugiero que tengamos esos debates en todos lados: en casa y en el trabajo. Hoy, todos están hablando de la amenaza actual, pero la persona está donde están sus pensamientos. No quiero hundirme en la amenaza; quiero elevarme por encima de ella, usar las fuerzas positivas que nos elevan por encima del peligro, y anularlo. Estas operan de tal manera que todas las amenazas a nuestra seguridad y la seguridad de nuestra sociedad, simplemente se desvanecen.

No es una especie de psicoterapia ni un sedante para las personas. De esta manera, nuestro pueblo evocará una nueva fuerza que está por encima de nuestras vidas. Esta es la fuerza de conexión que actúa en contra del ego, en contra de la naturaleza humana ordinaria.

Podemos clarificar y encontrar esta fuerza que nace de nuestra unidad y conexión, y que no sólo existe en la naturaleza. Es por esto que existe una condición en la reunión ante el monte Sinaí. Como está escrito, “Si aceptas la ley, bien. Si no, este será el lugar de tu entierro”.

(85442 – De una “Charla sobre la Nueva Vida” del 12 d agosto del 2012)

Material Relacionado:

Una nación que no existe
La nación de Israel: restaurando la interconexión
El “pueblo elegido” tiene una responsabilidad ante el mundo, quién está dispuesto

¡Un momento, no se muevan!

Al discutir problemas maritales con tu cónyuge, es importante hablar honestamente, sin guardar ningún secreto o sufrir en silencio. Nosotros no “cubrimos” nuestros oídos; al contrario, permanecemos abiertos al dialogo y nos abrimos ante nuestra pareja.

Sin embargo al mismo tiempo, no hacemos un listado de fallas ni deseamos recordar lo malo. Está escrito con respecto a esas fallas: “El amor cubre todas las transgresiones”. Sólo las traemos a colación durante una conversación donde ambos hablan de sí mismos a su pareja. Como consecuencia, crece entre nosotros una “pila de basura”, y entonces necesitamos elevarnos por encima de esta. Si nos observáramos al estar en los lados opuestos de esta basura, sólo veríamos basura, no a nuestra pareja ¿Entonces qué hacemos?

Nuestra única oportunidad es elevarnos por encima de esta suciedad. Y al mismo tiempo, no hacemos promesas de por vida. Más aun, sabemos por seguro que esta pila crecerá la próxima vez que hablemos. Naturalmente, crece de un día a otro; así es la vida. Y es por eso que necesitaremos esta evaluación crítica más de una vez.

Y aun así, una vez que pongamos todo sobre la mesa, nos movemos hacia un ejercicio opuesto, elevándonos por encima de la “ropa sucia”. Yo quiero amar a mi pareja de la manera en que se presenta por encima de esta pila, donde la veo con ojos claros, libres de crítica. Hacer esto, es como si dejáramos la mesa donde toda la basura está apilada. Ahora, veo a mi esposa de manera diferente, de la manera en que la vi en el momento en que decidí atar mi destino con el de ella. Ahora quiero detenerme en mi mejor momento

cuando ella era mi absoluta perfección, y este ejercicio nos ayuda a movernos hacia adelante.

Sin embargo, no nos elevamos simplemente por encima de la suciedad. Mientras este enfoque se hace más fuerte, nos decimos el uno al otro cuán perfecta es ella y cuán perfecto soy. Es como si estuviéramos cubriendo nuestra basura con una cubierta de chocolate, pastelillos con capas de crema, helado, etc. Toda la amargura permanece dentro, pero hay unidad en el exterior: nos damos complementos el uno al otro: hablamos entre nosotros de las maravillosas cualidades de nuestra pareja, de las virtudes únicas de su personalidad. Aquí podemos hablar de las cosas más sagradas, haciéndolas parecer perfectas. Esto nos afectará a ambos para mejorar, y cambiará absolutamente todo el espectro de nuestra relación, incluyendo nuestra relación sexual.

Entonces, sí trabajamos en el nivel de la psicología y el razonamiento; tenemos una competencia de alabanzas, sin bromear, haciéndolo profundo y sincero. Alabamos las cosas en el otro que queremos revelar que son opuestas a la crítica que teníamos al principio. Esta ya no es una discusión de crítica, sino un análisis positivo. Es de esta manera que nos volvemos más fuertes en nuestras buenas intenciones en relación al otro.

Y entonces comienza el próximo estado, que es el estado práctico. Las acciones apoyan las intenciones y de alguna manera las hacen válidas. Es por esto que nos movemos a la siguiente etapa de discusión: “¿Qué querrá mi esposa de mí y qué querré yo de mi esposa?” Aquí, cada parte revela al otro sus aspiraciones: comenzando con cosas básicas, esenciales, y terminando con cosas personales e íntimas. Al mismo tiempo, tratamos de sentir los deseos de nuestra pareja, sus deseos y expectativas.

Y entonces llega el momento de actuar, y nos volvemos un todo. Y esto lleva al próximo ejercicio del que hablaremos un poco más tarde el cual es desarrollar el mismo tipo de actitud hacia todas las personas en el mundo….

(85404 – De “Una Nueva Vida”, Conversación # 34 del 12 de julio del 2012)

Material Relacionado:

Concilio familiar, una discusión a la luz de la velas
Abandona los anteojos que distorcionan
Luchando por romper el record: la marca de las relaciones familiares

Con el pensamiento acerca del Creador

Pregunta: ¿En qué estado y con qué pensamientos es mejor acostarse?

Respuesta: Hemos hablado de esto muchas veces. La persona debe acostarse con pensamientos tales que en la mañana se despierte con la idea de que todo el tiempo ella estuvo en adhesión con el Creador, no tanto con el grupo, sino con el Creador.

Hay un pequeño “pero”: Si ustedes piensan simultáneamente acerca del grupo y del Creador, todo se volverá confuso para ustedes. Antes de acostarse por la noche, es necesario tratar de encontrar un contacto personal con Él y quedarse dormidos con esto con el fin de despertarse con esto.

(85842 – De la Lección Preliminar del 16 de agosto del 2012, Convención de Kharkov “Unidos para ascender”)

Material Relacionado:

La patente espiritual para despertar con los pensamientos correctos
Pasar la noche y dar la bienvenida al amanecer
Una fórmula muy simple

El método que conduce hacia la Luz

El primer hombre que lo reveló, que alcanzó la sabiduría de la Cabalá hace 5773 años, fue llamado Adam. Pronto estaremos celebrando su cumpleaños. Después de todo, el año nuevo bíblico es el cumpleaños de Adam como cabalista, el día en el que él reveló el mundo superior, la fuerza superior. Él escribió un libro sobre esto, “El Ángel Secreto”. Nosotros contamos a partir de esta primera revelación del Mundo Superior.

De hecho, a la humanidad se han dado 6.000 años para entenderse en sí misma y a su nivel más elevado (el mismo estatus de la Luz). Desde los días de Adam, el descubridor del mundo superior, han pasado 5773 años. Así que falta 227 añospara el final del proceso.

Pero este proceso puede realizarse antes. ¿Por qué? Porque hasta ahora hemos evolucionado bajo la influencia de la fuerza superior que nos guía, casi sin necesidad de utilizar nuestros conocimientos para alcanzar el nivel de la Luz superior, para revelarla, y ascender al siguiente grado, a la próxima dimensión.

Por lo tanto, hoy en día, la creciente crisis global, sobre la cual los cabalistas han escrito desde hace mucho, está destinada precisamente a darnos a todos un impulso hacia nuestro desarrollo combinado, común y global. Y por lo tanto, ahora podemos aplicar la sabiduría de la Cabalá, que nos enseña cómo atraer la Luz superior. El método completo que se encuentra en ella; no hay nada más.

Nosotros estamos en el deseo egoísta que deben llenarse para revelarnos a nosotros mismos. Como resultado, nuestro deseo de ser llenados, será llenado con la Luz superior. La Cabalá es una guía que explica cómo cada estado puede atraer la Luz superior hacia sí mismo en su máxima intensidad y desarrollo.

Hemos estado estudiando esta metodología durante un tiempo. En primer lugar, hubo un largo “período latente” en el que nosotros aprendimos, creamos todo tipo de materiales didácticos, de libros y todo lo demás. Y ahora, la crisis mundial está empezando a estallar, que es cuando nuestro egoísmo global nos muestra su final, la incapacidad para continuar existiendo en el paradigma anterior.Este ego tendrá que empezar a cambiar porque en su estado actual, se conducirá a sí mismo a la muerte, a condiciones terribles. Y ya estamos viendo esto.

En la gran masa de gente hay una necesidad de hacer algo con ellos mismos. Así que aquí, como los portadores del método de atracción de la Luz, tenemos que pensar no sólo en nosotros mismos, sino también en toda la humanidad. Para esto se nos dio tal “inspiración”, tal deseo de ser atraídos por Él, para descubrir el significado de la vida.

Y el significado de la vida es elevarnos al nivel de la Luz, al nivel de la eternidad, al infinito, al nivel de perfección y armonía. Tenemos que alcanzar este nivel en la práctica, en nosotros mismos, y también enseñarlo al mundo entero.

Nosotros estamos interconectados. Es sólo en las sensaciones que el deseo creado por la Luz se dividió en siete mil millones de partes. Cada uno de nosotros es una pequeña parte de ese deseo, y su relación con los demás hoy es repulsiva, egoísta. Atraer la Luz es posible según la medida en que tratemos de unir hoy.

Esta condición es llamada la ley de similitud, la ley de similitud del deseo con la Luz. En cuanto al deseo, a pesar de su egoísmo éste hará un esfuerzo y luchará por la unidad para elevarse hacia la Luz, volverse cada vez más similar a ella.

Es imposible volverse similar a la Luz sólo al tratar de unirse, porque esta unidad es falsa, superficial. Sin embargo, los intentos, los esfuerzos que hacemos por unirnos, atraen hacia nosotros el despertar de la Luz superior. Esta nos afecta, y su influencia comienza a corregir nuestro deseo egoísta desde “en beneficio propio” (desde su fuerza egoísta) hacia “en beneficio del otorgamiento” (la unidad con los demás).

Esa Luz realizará la conexión entre nosotros y nuestra unidad nos llevará en realidad a la similitud con la Luz, y creará una red de relaciones de otorgamiento, hasta unas relaciones de amor, es decir, a la inclusión mutua con los demás.

Cuando yo siento los deseos delos demás como si fueran míos, quiero llenarlos a través de mí mismo, y vivir para hacer esto, entonces salgo de mi egoísmo y existo dentro del llenado de los demás. Esta existencia es llamada lo más alto que existe por encima de nuestro egoísmo. Y así, nosotros encontramos la conexión entre nosotros en este gran sistema.

Este sistema se revela gradualmente. Todo lo que aprendemos con ustedes en la Cabalá: las Sefirot, Partzufim, mundos, y todo tipo de relaciones entre ellos son las relaciones entre nosotros y este sistema. Todo sucede entre nosotros hasta el punto en el que el sistema de relaciones nuestras se convierta en el mundo del Infinito, es decir, en un sistema de interconexión absoluta, analógica, integrada e interdependiente. Y entonces en él, de acuerdo a esto, la Luz superior o el Creador se revela dentro de él sin ningún tipo de interferencia, en su forma absoluta.

(85867 – De la Convención en Kharkov “Unidos para ascender” del 17 de Agosto del 2012, Lección 1)

Material Relacionado:

Acercándonos al centro del otorgamiento
Otorgamiento en dos fases
En las cálidas olas del otorgamiento

No te avergüences de jugar

El primer grado espiritual es el más difícil.¿Por cuántos trabajos pasa un niño pequeño para dar sus primeros pasos? ¿Cuánto trabajo le cuesta a él agarrar algo, decir la primera palabra? ¿Cuánto esfuerzo interno le hace aplicarla naturaleza? ¿Por qué? ¿Por qué no podemos desarrollarnos de manera pacífica, libre?

Miren cómo trabajan sin parar los niños pequeños, los siete días de la semana. Un niño puede tener una fiebre muy alta, y aun así juega y quiere algo. No hay molestias, nada lo detiene, él es muy terco y persistente. Y nosotros tenemos que seguir su ejemplo. Tenemos que hacer lo mismo para entrar en el mundo superior, para convertirnos en adultos.

Bueno, después de saber y comprender todo esto, aunque no del todo, el mismo niño, quien ya sabe cómo caminar y hablar a la edad de cuatro, cinco, seis años; inicia un proceso de adquisición del conocimiento completamente diferente, con más conciencia. Aquí, en el proceso de alcance del estado superior, nosotros obtenemos herramientas más conscientes. Ya hemos pasado la primera etapa, ya sabemos cómo conectarnos, con quien “jugar”, como un niño que a la edad de tres años adquiere un sentido de aquellos que lo rodean y empieza a entender un poco que es mejor jugar con los demás que hacerlo solo.

De esta manera desarrollamos las relaciones con los demás: Cómo podemos interactuar con ellos, cómo es posible desarrollarnos realmente de manera sabia, mutuamente, al construir nuestros “juegos”.

Es por eso que nosotros jugamos mucho. Parece ser algo sin sentido, pero de hecho, son juegos muy serios. No los queremos, nos sentimos ridículos. ¡Después de todo, somos adultos, somos gente seria! ¿Qué hacemos? ¿Vale la pena gastarles tiempo?

De hecho, sí, si entendemos que el desarrollo de las nuevas propiedades ocurre en cada etapa del proceso de la misma manera que sucede en los niños, en el juego, en talleres, en todo tipo de acciones conjuntas, nosotros tenemos la oportunidad de acercarnosy por lo tanto atraer hacia nosotros la Luz superior.

Aunque nuestra mente egoísta vea estas acciones como irracionales, como poco serias e infantiles, de hecho, son los ejercicios más elevados porque queremos ir en contra de nuestra naturaleza.

Entonces, después de haber ascendido al primer nivel obtenemos una recarga sustancial de la mente, de la comprensión del esquema inicial, como un niño pequeño que ya está versado en nuestro mundo y que en cierta medida comprende que es bueno y malo, cómo seguir avanzando, de dónde sacar los juguetes y cómo usarlos, cómo desarrollar el juego, cómo aprender algo nuevo, etc. El niño comienza a entender cómo utilizar el mundo de los adultos para su desarrollo posterior. Del mismo modo nos relacionamos nosotros con el mundo superior.

Así que, lo importante para nosotros es escalar al primer grado. Después de eso, todo estará claro, entendido. Posteriormente nadie huirá de nuestros grupos ni volverá de nuevo a esa vida, porque en ella no tenía la paciencia para descubrir la capa superior.

Tenemos que darnos prisa para alcanzar ese nivel, para que podamos ayudar a todos los demás. Con este fin fue que recibimos un despertar hacia el próximo nivel. Nuestra tarea es revelarlo, lograrlo. Según la medida en la que nos esforcemos por hacer esto por el bien de todos los demás, habrá una manifestación de nuestra atracción hacia el otorgamiento. Por lo tanto, recibiremos una porción de Luz superior aún mayor.

(85859 – De la Convención en Kharkov “Unidos para ascender” del 17 de Agosto del 2012, Lección 1)

Material Relacionado:

¿Qué juego jugar?
El juego es un negocio serio
Jugando el juego del otorgamiento

Neutralizando la amenaza

Vemos en nuestra historia que fue sólo por nuestra caída del nivel de ama a tu prójimo como a ti mismo  al egoísmo, por la transición al odio infundado, que nosotros provocamos el colapso de la nación de Israel y su exilio. Sin embargo, es ahora específicamente que tenemos la oportunidad de dar un paso en la dirección opuesta, desde la separación, de la ruptura entre nosotros hacia el alcance de la conexión. Entonces, restableceremos y volveremos a la completa nación de Israel, al perfecto estado de Israel y finalmente alcanzaremos el estado donde ningún enemigo se levantará contra nosotros y no debido a que esto nos haga más fuertes al prepararnos psicológicamente para la guerra, sino que sencillamente nosotros podremos rechazarla, neutralizarla y cancelar esa posibilidad gracias a nuestra unidad.

Hay una fuerza inusual en nuestras manos en su intensidad y debemos tratar de utilizarla. Nosotros solamente necesitamos comenzar, y entonces después de varias actividades cortas orientadas hacia la conexión, de los intentos de comenzar a ser un hombre con un corazón, con una sola meta con el fin de sentirnos como uno y avanzar hacia la unidad, después de unos pocos días, nosotros ya sentiremos alguna fuerza inusitada despertándose en nosotros.

Es como cuando todos los órganos del cuerpo de una persona comienzan a trabajar en armonía unos con otros, y aun cuando cada uno opere en su propia dirección, no obstante todos ellos trabajan juntos por el bien de una meta compartida dentro de un sistema, y luego el cuerpo se vuelve cada vez más saludable, de modo que nada perjudicial lo amenace. Nosotros también somos así, porque cuando logramos el equilibrio en nuestros sistemas a través de la conexión, creamos una sociedad donde nadie pueda causarlea ella ningún daño desde el exterior  y entonces más tarde también nosotros podremos solucionar todos los problemas internos, si ha quedado alguno. A partir del momento en el que abordemos cada problema desde el punto de vista de la conexión y la unidad, nosotros fácilmente podremos organizar nuestras vidas en todos los niveles.

(85448 – De una “Charla sobre la Nueva Vida” del 12 de Agosto del 2012)

Material Relacionado:

La nación de israel: restaurando la interconexión
Recoge la cosecha y alimenta a los afligidos
Conferencia de prensa del movimiento arvut

La más grande impresión viene de la preparación