Alcanzando la unidad

Lo único que nos influencia es la Luz. Esta nos da energía y por una parte puede ser para nosotros un máquina de “movimiento perpetuo”, o por otra, puede apartarse de nosotros, en cuyo caso nos volvemos débiles y nos caemos, incluso a un estado en el que termine nuestra existencia animada, biológica. Todo esto es la Luz. Todos los acontecimientos que toman lugar dentro de nosotros, tanto los positivos como los negativos, son causados por la influencia la Luz.

Por lo tanto, no podemos hablar de qué nuestra salida de algo sea fisiológica, o causada por cualquier otro tipo de problemas. Apúntalo todo hacia la Luz. Si está cerca, las cosas estarán bien, y si está muy lejos, las cosas estarán mal. Y es de esta manera con respecto a todo absolutamente. Todo toma lugar dentro de nosotros, como en una vasija, pero ocurre solo debido a la influencia de la Luz.

La Luz es una; es simplemente el deseo de otorgar, el deseo de llenar, el deseo de amar. Y cuantos más discernimientos y análisis hagamos acerca de lo que significa “uno ” y de cómo volvernos similares a esta, más rápido alcanzaremos la meta.

Bien, yo recuerdo que es la Luz la que me hace esto, la que está poniendo varios obstáculos ante mí. Y ¿después qué? Después, tenemos que analizar esta unidad: ¿Cómo podemos adquirirla cuando nos unimos a pesar de todos nuestros “ángeles toscos”?

Yo estudio cómo el Creador juega conmigo, dándome pensamientos, deseos, oportunidades y sucesos. Y cuando trato de encontrarlo a Él detrás de todo esto, comienzo a ver cómo Él influye en mí. Este ya es un análisis del alma en vez de uno acerca de la personalidad.

Después de todo, todo lo que se relaciona con la influencia del Creador en mí y con mi influencia sobre Él, forma mí alma dentro de mí, sacándola a la superficie. Y viceversa, todo lo que está conectado simplemente con otros, pero que no incluye a la Luz del Creador, se relaciona con el cuerpo en el nivel inanimado o animado de la espiritualidad.

(85976 – De la 2° lección en la Convención en Kharkov del 17 de agosto del 2012)

Material Relacionado:

¡No quiero nada sino la luz!
Todo depende de la “suerte”(luz)
La luz es todo lo que recibe el kli

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: