Cambia las reglas del juego

Cambiar es posible sólo por medio de la Luz que Reforma. Esta Luz viene por sí misma con el fin de hacernos avanzar hasta que alcancemos el estado en el que estamos. Ésta incrementa constantemente su iluminación en nosotros, o en otras palabras, ilumina constantemente y se revelan las Reshimot (reminiscencias), cambian y se intensifican, y por lo tanto nosotros sentimos que estamos cambiando.

Cuando queremos hacer algo, revelar algo, desarrollar tecnologías y avanzar, todo esto sucedede acuerdo a las Reshimot. Ellas nos obligan y nosotros actuamos. Repentinamente Newton descubre la ley de la gravedad, de repente Einstein desarrolla la teoría de la relatividad, luego otros científicos aparecen con nuevos descubrimientos, y así avanza el mundo. Legan diferentes personas, buenas y malas, y parece como si ellas estuvieran haciendo avanzar el mundo. Y así, bajo la influencia de la Luz, vivimos dentro de las Reshimot que se desarrollan.

Pero si nosotros queremos despertar esta Luz para que no pueda iluminar para aumentar nuestro deseo egoísta, sino para cambiarlo, para corregirlo, y transformarlo en un deseo de otorgar, tenemos que hacer algo por nuestra cuenta llamado “esfuerzo”. Esta acción es voluntaria puesto que tenemos que cambiar nuestro deseo. Nosotros estamos haciendo este cambio con la chispa espiritual que está oculta dentro de nosotros, en nuestro deseo,lo cual nos ayuda a comprender que las cosas pueden ser diferentes, que podemos jugar con nuestro deseo de otra manera, y, que en vez de usar a los demás, podemos actuar en su favor y alcanzar el amor y el otorgamiento a los demás.

La Luz sigue iluminando nuestras Reshimot, y sólo podemos cambiar su influencia sobre nosotros. Si de alguna manera entendemos y abordamos este tema, entonces, de acuerdo a la medida en que cumplamos la Reshimo que es evocada en nosotros para utilizarla en otorgamiento y no en recepción, la Luz que ilumina para nosotros produce ese resultado, al realizar el cambio en nosotros.

Por lo tanto, todo depende de nosotros, de cuanto, sin importar en qué estado nos encontremos, en las Reshimot que se revelan dentro de nosotros en cada momento, estemos deseando cumplir las Reshimot instintivamente en otorgamiento en vez de querer hacerlo en recepción.

Si queremos realmente cumplir las Reshimot, nuestra acción se divide por lo menos en dos partes. En primer lugar, nos reunimos para trabajar en la conexión entre nosotros. La conexión que queremos llenar entre nosotros se parece a la conexión entre las almas rotas a fin de construír a partir de ellas el alma general puesto que esta es nuestra meta. Este es el aspecto de los deseos, de las vasijas. Desde el aspecto de las Luces, queremos que la Luz única nos ilumine, nos conecte, que nos revele al Creador, es decir, que la fuerza de otorgamiento del colectivo general sea revelada entre nosotros.

Por eso leemos en los libros de Cabalá sobre las acciones que son cumplidas dentro de un grupo de personas que intentan conectarse. De todos los libros, el más eficaz es El Libro del Zóhar,ya que describe estas acciones, este sistema, de la manera más perfecta.

(86525 – De la 2° parte de la lección diaria de Cabalá del 26 de Agosto del 2012, El Zóhar)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta