Como Un Hombre

Pregunta: Si de pronto yo siento los deseos de todos los demás, ¿qué debo hacer con ellos?

¿Debo satisfacerlos?

Respuesta: Si no sientes deseos extraños sino los anhelos de tus amigos, los deseos de ellos por la meta, entonces te identificas con esos deseos y ya no los divides en “suyos” y “tuyos”.

Si anhelas lo correcto, te conviertes en “no hay nadie más aparte de Él”, en una parte integral, así que ya no hay división. Este debe ser como un examen, un control para el anhelo correcto.

Tú sientes los deseos de tus amigos como propios. Simplemente te conectas con ellos de manera que nos haya “tú” y “ellos”.

La persona es un deseo; cada uno de nosotros es un deseo. Si queremos sentir a otros, los percibimos como nuestros.

Si una madre está llena con los deseos de su hijo, el deseo de ella y el deseo de él aún están separados, pero si queremos alcanzar la revelación del Creador al anhelarlo a Él porque “no hay nadie más aparte de Él”, nosotros sentimos nuestros deseos como absolutamente idénticos; yo no siento una diferencia entre mis deseos y los deseos delos demás.

Imaginen que acaban de conectarse con alguien, que le hablaron, sintieron que piensan de manera similar, y que quieren lo mismo, ustedes se vuelven como un hombre. La división externa de los cuerpos desaparece, y existe sólo uno, interno, no dos conectados sino uno.
(86492)
De la Convención en Kharkov “Unidos Para Ascender” del 18 de Agosto del 2012, Lección 5

Material Relacionado:
La oración de muchos una única demanda
Convirtiendo lo malo en bueno
La ciencia que estudia al Creador.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta