Cuando las personas se niegan a escuchar

Baal HaSulam, “La Nación”: La única esperanza es establecer para nosotros mismos un sistema de educación nacional completamente nuevo, descubrir y encender de nuevo el amor nacional natural que se han atenuado dentro de nosotros.

Pregunta: ¿Qué debemos hacer con aquella parte de la nación de Israel que no está dispuesta a escucharnos, que no quiere tener nada que ver con nosotros?

Respuesta: Debemos tratar de alcanzarlos desde otro ángulo y, luego desde otro más, desde diversas formas innovadoras. No tenemos otra opción puesto que ellos son como nuestros propios hijos. No hay nada que podamos hacer: Ellos nacieron y están atados a ustedes con lazos irrompibles. Así que, ya sea que lo deseen o no, ustedes llevan su carga y tratan de hacer todo lo que esté en su poder, en busca de un remedio para cada enfermedad que puedan ellos tener.

Además, nosotros debemos entender que es una réplica de nosotros, son nuestras vasijas y no algo ajeno a nosotros. No podemos descartar el mundo, la realidad, ni alguna parte de ella.

Las personas se niegan a escucharnos y eso es perfectamente natural. Es peor cuando ellos quieren, porque entonces ellos se refieren a algo que es totalmente diferente a lo que nosotros nos referimos. Debemos ser más creativos con los “seguidores”, para hacer que ellos se volteen hacia la dirección correcta. Si la persona sólo nos rechaza, entonces este puede ser el caso más simple.

De una forma u otra, no debemos rendirnos ni marcharnos. Lo más fácil de hacer es decir: “Dejemos que sufran”. Pero estas son tus partes, eres tú mismo que estás esparcido por toda la humanidad, pero que sólo sientes una pequeña parte de ella, 80 kilos de tu peso y nada más que eso. Gradualmente podrás descubrir otras nuevas partes de ti mismo. Así que imagina el dolor que sentirías si te enterarás de la verdad, ¿sería posible arrojar entonces a la gente?

Pregunta: Entonces, ¿qué podemos hacer? Es como si nos topáramos con un muro, incapaces de penetrarlo…

Respuesta: No estamos intentándolo lo suficiente. Si lo hubiéramos intentado lo suficiente, no habría esos problemas. Todo depende de nosotros. La persona se juzga y juzga al mundo entero en la escala del mérito. Traten de ejercitarse en el grupo, en la conexión. Traten de hacer allí lo mejor que puedan, y luego salgan a los círculos externos.

(85322 – De la 4° parte de la lección diaria de Cabalá del 12 de Agosto del 2012, Escritos de Baal HaSulam)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta