¿De dónde recibe uno el deseo para levantarse del sofá?

De la Carta Nº 13 del Rabash: Uno siempre debe esforzarse para que el descenso no comience a ser un obstáculo ni se extienda por mucho tiempo sino que debe fortalecerse inmediatamente, confiar en el Creador y orar desde lo profundo del corazón. Es decir, si tú caíste en el fondo del pozo, rézale al Creador.

Pero ¿desde dónde deberíamos recibir la fuerza durante el descenso para pedir ayuda al Creador? Es aquí que nosotros necesitamos el apoyo de la sociedad, ya que el hombre no tiene fuerza propia. De lo contrario, no sería un descenso si él tuviera fuerza para orar. Por el contrario, esta sería la mejor situación para él.

Un descenso no es cuando la persona siente que ha entrado en un estado desagradable, en oscuridad, sino cuando ella se ha separado del Creador. Cualquier estado en el que ella se haya separado del Creador es malo. Si ella siente una conexión con el Creador, es bueno si no hay conexión con la situación en la que se encuentra, sea placentera o no.

Sin embargo, si ella se siente separada del Creador, ¿cómo puede volverse hacia Él? Entonces, ella necesita influencia desde un costado, del entorno que la apoyará. Y si la persona se ha desconectado del Creador, si no siente la importancia de la espiritualidad, está lista para degradarla, solo pierde su tiempo, si ella no tiene la fuerza para elevarse por encima del descenso hacia la oración, sino que más bien está de acuerdo en permanecer “muerta”, entonces en algún nivel, ella necesita servirse de los deseos de los amigos.

Esto es igual al padre de familia que está cansado, no está sano, pero él no tiene otra opción: Debe levantarse e ir a trabajar con el fin de ganarse la vida para sus hijos. Esto ocurre de la misma manera para la persona que usa los deseos del grupo y se despierta a la oración.

Y si no hay tal conexión con el grupo, y no puede recibir los deseos de este, entonces ella está en concordancia con la situación de estar “muerta” y continúa aceptando lo que ella hace. Todo depende de la conexión con el grupo, como está escrito; “No es el prisionero quien se libera a sí mismo de la cárcel”. Uno necesita de los demás para salvarse.

(85006 – De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 8 de Agosto del 2012)

Material Relacionado:

Bailar tango con el creador
Sin importancia no hay vida
El mundo en la balanza de la justificación

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta