El puente que conecta la verdad y la mentira

De las cartas de Rabash (No. 16): Es sabido que es imposible ver un pequeño objeto y es más fácil ver un gran objeto. Entonces, cuando la persona dice unas cuantas mentiras, ella no puede ver la verdad, que está caminando sobre una vía falsa. Por el contrario ella dice que está caminando en el camino de la verdad. Pero no hay mentira más grande que esa. Y la razón es que no tiene suficientes mentiras para ver su verdadero estado.

Pero cuando la persona ha adquirido muchas mentiras, las mentiras crecen en ella a tal grado que puede verlas si lo desea. Por lo tanto, ahora que ve las mentiras, que está caminando en un camino falso, ve su verdadero estado. En otras palabras, ve la verdad en su alma y cómo dirigirse hacia el camino correcto.

Se concluye que este punto, el cual es un punto de verdad, que está caminando por un camino falso, es el medio entre la verdad y la falsedad. Este es el puente que conecta la verdad y la falsedad. Este punto es también el final de la mentira y de aquí en adelante comienza el camino de la verdad.

Constantemente nos esforzamos por la bondad, la verdad, y el otorgamiento. Sin embargo, cuando nuestros esfuerzos llegan hasta cierto grado, sentimos exactamente lo opuesto. Revelamos que existimos en la mentira: no otorgamos, y no deseamos el otorgamiento, sino que nos preocupamos sólo por nosotros mismos.

¡Sin embargo, la toma de consciencia de este estado engañoso, significa la revelación de la verdad! Aun cuando no es placentero y la persona no sabe qué hacer, si a pesar de todo se esfuerza una vez más por el otorgamiento considerándolo bueno, si está sediento por la verdad dado que la verdad es otorgamiento, entonces una vez más se encuentra a sí mismo en un engaño incluso más grande ¡Pero esto es verdad! Es verdad que existe en una mentira. Entonces esto continúa hasta que la mentira se vuelve tan enorme que se vuelve insoportable permanecer en esta. Entonces grita de tal manera que la salvación viene a ella.

Existe un estado en sí y existe la toma de consciencia del estado de uno. Mientras más se acerquen nuestros estados a los estados verdaderos, más polarizados se vuelven.

(84915 – De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 7 de Agosto del 2012)

Material Relacionado:

Cuando el cabalista habla, crea los mundos
¿Qué es el alma?

O trabajamos o guerra

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta