El temor de suplicarle al Creador

Pregunta: Si yo no sé a quién recurrir antes de una oración, entonces ¿por qué experimento una sensación de temor ante el Creador, un miedo de suplicarle al Creador?

Respuesta: Te envidio. Esto significa que tú sabes a Quién está dirigiéndote.

Es un estado muy exaltado cuando la persona se dirige al atributo de otorgamiento, a la Luz, o a algo más elevado y siente una sensación de inquietud. Esto significa que ella siente la medida en la que su estado, su vida, cada célula y cada momento, todas sus relaciones y encuentros; todo depende sólo de la Luz. Es decir, siente que ella no es que tiene el control de sí misma, que no está a cargo del siguiente momento, y que todo lo que existe por fuera de ella. Aún no sienteen manos de quién se encuentra y por eso siente una sensación de inquietud. Por el momento se trata de un temor animal, pero éste nos impulsa hacia adelante.

Entonces, en algún momento, llegará una sensación opuesta de confianza, que me hará sentir bien, como si yo no dependiera de mí mismo. ¡Nada podría estar peor de lo que está ahora que yo me hago cargo de mí mismo y de mi destino!

Me alegro de que exista la Luz que lo determina todo, que lo forma todo, y que me guía. Lo único que me queda por hacer es sentir y trabajar al unísono con la Luz, que es la única manera de darme cuenta de todo esto.

(86430 – De la Convención en Kharkov “Unidos para ascender” del 18 de Agosto del 2012, Lección 5)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta