En Relación A Mi Otra Mitad

Pregunta: ¿Cómo debería ver a mi otra mitad para hacer realidad el principio integral en nuestra relación?

Respuesta: Ambos nos elevamos mutuamente en el otro por encima de nuestro egoísmo, hasta que encontramos un punto de tangencia donde somos un todo común. Esto se llama Adam a partir de quien ocurrieron los medios de separación, el hombre y la mujer. En general, el Adam “bíblico” es una estructura integral, un sistema “unisex”. No hay ni mujer ni hombre en este. Posteriormente, este sistema se ha quebrado en dos partes con el fin de revelar el conjunto completo de sus cualidades opuestas en su forma máxima.

Esta oposición máxima es lo que se revela hoy en día, ya que no podemos más estar juntos en ningún tipo de relación. Esto puede verse en el florecimiento de varios tipos de sexo inusual, no natural, que proviene de la imposibilidad de ser capaces de existir juntos, y de la facilidad y corrupción de las conexiones, etc. Esto quiere decir que hemos llegado a un estado donde debemos empezar a restaurar la estructura de Adam desde su completa oposición.

Este es un estado muy bueno, similar a cuando se le da a un niño un juego de construcción de bloques completamente desordenado o un rompecabezas, para que pueda juntarlo. Es de este ensamble que alcanzaremos la naturaleza, al Creador, y será más claro para nosotros quienes somos y dónde existimos. Al final, alcanzaremos la parte interna del mundo, su fuerza, el plan actual, y seremos capaces de revelar por nosotros mismos un nivel del universo completamente diferente, eternidad y perfección. Todo esto es posible. Esto es evidenciado hoy en día por la ciencia.
(84462)
De una “Charla sobre formación integral” del 7/8/12

Material Relacionado:
Diferentes necesidades, una solución
Estudiar la Naturaleza: La manera diferente de solucionar nuestros problemas
¿Qué Prevendrá los Conflictos de Familia?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: