Juntos convertiremos la noche en día

Shamati, Artículo 138, “Acerca del miedo que algunas veces le sobreviene a una persona”: Y si uno ve que el miedo lo supera, debe decir que no hay tal cosa como el azar, sino que Dios le ha dado una oportunidad desde Arriba, y debe contemplar y estudiar el extremo desde el cual se le ha enviado este miedo. Aparentemente es para que prevalezca y diga, “No hay nadie más aparte de Él.

Pero si después de todo eso, el miedo no ha partido de él, uno debe tomarlo como un ejemplo y decir que la servidumbre de uno al Creador debe ser en la misma medida del miedo , es decir, que el temor de Dios, que es un mérito, debe ser en la misma manera del miedo que ahora tiene. Es decir, que el cuerpo se impresiona de este miedo superficial, y exactamente en la misma manera que el cuerpo es impresionado, debe ser el temor de Dios

Cuando el miedo llega a una persona, debe entender que es enviado desde el Creador para que cambiemos el miedo animal que se siente en nuestro ego por el temor de Dios. En el miedo debemos mirar no al deseo de recibir sino al deseo de otorgar.

El papel de una persona es tomar este ejemplo de Arriba, aun cuando no puede cumplirlo por sí mismo y es más tarde cumplido por la Luz que Reforma. Él tiene al menos que lidiar con esas clarificaciones. Es por eso que tiene que preparar al entorno y a sí mismo, con el fin de estar listo para recibir los problemas y los miedos que vendrán.

Todo comienza a partir del miedo. Ya que el deseo de recibir sólo recibe placer o sufrimientos. Los más grandes sufrimientos para este son los miedos: desde los miedos más pequeños hasta la amenaza más grande.

Si el deseo es opuesto a la Luz, la Luz convoca una sensación de oscuridad en este. Aquí debemos entender que en respuesta a esta ansiedad egoísta que sentimos ahora, tenemos que atraer la fuerza superior con el apoyo del entorno, la sociedad, y la plegaria. Tenemos que convocar la Luz que Reforma para que convierta nuestra vasija de recibir en una vasija de otorgamiento.

Entonces aún sentiremos miedo, pero será miedo de no saber cuándo podemos otorgar, conectarnos, y asemejarnos al Creador, cuándo podemos adherirnos a Él, darle a Él una oportunidad de revelarse a los seres creados. Así convertiremos la oscuridad en Luz y la noche en día.
[85509]
De la preparación para la Lección diaria de Cabalá 14 de agosto del 2012

Material Relacionado:
La Anatomía del Temor y el Amor
La única condición y la más difícil
El amor adorna la vida y también la estropea

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: