La era del ascenso crucial

Baal HaSulam, “Introducción al Libro del Zóhar”, ítem 63: Así, en nuestra generación, aun cuando la esencia de las almas es la peor, la cual es la razón por la que no ellas pudieron ser seleccionadas para la Kedusha hasta ahora, ellas son los que completan el Partzuf del mundo y el Partzuf de las almas con respecto a los Kelim, y el trabajo se completa sólo a través de ellas…Por lo tanto, sólo al completarse esas almas bajas, pueden manifestarse las Luces más elevadas y no antes.

Las vasijas que pertenecen al tercio superior del desarrollo (HBD) son muy “transparentes” y puras. Los deseos del segundo tercio (HGT) son “gruesos”, pero aun pertenecen a las fases de “pequeñez” de Ibur y Yenika. La Luz de Jojma no puede revelarse en ellos, y es sólo una preparación para todas las generaciones.

Nosotros comenzamos a contar a partir del primer hombre hasta el periodo de 6000 años ya que existe una correlación entre las raíces espirituales y las ramas corporales. Las vasijas más grandes no pudieron revelarse durante los primeros 4000 años. Durante el primer tercio de los últimos 2000 años, el proceso también comenzó desde la “ruptura de las vasijas” (la destrucción del Templo), y tres cuartos de ese periodo fueron en el exilio. Es sólo desde la época del Arí que comenzó el tiempo de la redención.

Hoy, estamos viviendo en la fase final de los últimos 2000 años (NHY) donde las vasijas han adquirido grosor y rudeza, y se han vuelto pesadas y masivas, bajo el peso del creciente ego. Por supuesto, no culpamos a nadie por nada. Es simplemente nuestra naturaleza, y esta es muy dura e insensible.

Comparada con nosotros, a la persona le era muy fácil descubrir las Luces y alcanzar la adhesión en las vasijas previas, en el grosor de la raíz y en los primeros niveles (HBD y HGT). Entonces, por supuesto, la persona también tenía que trabajar duro, pero aun así como solía decir Rabash, incluso en el siglo 19 había personas judías dispuestas a dedicar sus vidas a revelar al Creador. Para adherirse a Él, con gusto renunciaron a los placeres corporales. Ese periodo terminó con la primera guerra mundial, ya que las guerras revelan el mal para obligar al mundo a conectarse de forma más fuerte.

Hoy, todo es diferente. Ofrécele a la persona un millón de dólares o la adhesión con el  Creador, y ella tomará el dinero sin dudarlo. En el siglo 20, el mundo avanzó tanto que es muy difícil para nosotros entender el mundo de nuestros ancestros. Es difícil entender situaciones previas ya que ha comenzado un periodo muy especial, un periodo muy difícil del desarrollo de nuestro deseo.

Sin embargo, también podemos dividir este periodo, justo como todos los otros periodos, en HaVaYaH, Entonces, podemos ver que estamos en un cierto punto de nuestro desarrollo donde son acumulados muchos deseos y fuerzas. Es más, esta fase está también dividida en muchas partes, y comenzamos a ver que nuestros deseos tienen más grosor.

Hoy, aparte de la Luz de Neshama, de las Luces de Jaya y Yejida también tiene que revelarse, una fase llamada AHP de Aliyah. La generación previa nos ayuda con las Luces de Nefesh y Ruaj que ellos ya han alcanzado, mientras que nosotros, gracias a su apoyo, nos acercamos a las correcciones que tenemos que hacer al nivel de la Luz de Neshama, que no está mutuamente incorporada con las generaciones previas, sino de forma independiente.

Al trabajar en el mundo de Beria, constantemente descubrimos la Luz de Neshama, mientras que las Luces de Jaya y Yejida nos serán reveladas sólo durante los ascensos, mediante la incorporación. Estas también son necesarias, especialmente en la fase actual. Esta es una adición muy especial que requiere de una clase de trabajo totalmente diferente, de recibir con el fin de otorgar.

(84768 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 5 de Agosto del 2012, “Introducción al Libro del Zóhar”)

Materal Relaionado.

¿Cómo puedo llegar a entender?
De una ilusión a la sensación de la realidad
Arí: el principio de la ascensión

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta