La Gratitud Por El Pasado Nos Prepara Para El Futuro

Cuando la persona observa su historia, las décadas que ha vivido, ella ve cómo el Creador le ha llevado a su estado actual al acercarla gradualmente a Él, al hacerla atravesar tantos estados que parecían innecesarios, ridículos, y situaciones expresamente sin sentido, periodos de vida que parecían absolutamente innecesarios.

En realidad cuando la persona lo acepta todo, incluso si no entiende aún porqué tenía que pasar por todo eso, la gratitud por el hecho de que el Creador la ha traído hasta su estado actual por este camino y por el hecho de que está comenzando a revelar al Creador ahora, en su gratitud mediante justificar el pasado, ella llega a la intención correcta, al estado correcto en el presente.

“Artículo 26” en el libro Shamati, “El futuro de uno depende y está ligado a su gratitud por el pasado”, también habla de cuán imposible es que puedas relacionarte con el futuro correctamente si no justificas tus estados pasados, al aceptar totalmente el hecho de que todo ha sucedido de la forma en que sucedió hasta el presente, y la persona no debe arrepentirse de nada de lo que sucedió de una manera u otra.

Sólo a partir del estado actual, en el que todas las cuentas previas se terminaron, puede la persona estar agradecida por adelantado con el futuro y estar en un estado de otorgamiento libre, movimiento libre hacia el Creador, en el cuál no hay nada negativo en sus relaciones pasadas. Mediante la corrección de la actitud de la persona con respeto al pasado, ella se prepara a sí misma para el futuro.

El Creador nos hace pasar intencionalmente por todo tipo de diferentes giros y cambios de dirección y metamorfosis, y conserva una memoria negativa de esos eventos en nosotros. En realidad no recordamos los momentos positivos; sólo recordamos los negativos porque el ego recuerda los momentos en los que no recibió, cuando fue engañado, cuando pudo haber ganado pero perdió, etc. Si yo justifico la Providencia del Creador en el pasado, eso no cuenta como pasado, sino que es transferido al futuro. Así construyo una vasija, la actitud correcta hacia el futuro, y de esta manera estoy listo para moverme hacia adelante.

Así que es imposible comenzar del momento actual borrando simplemente el pasado. Este se nos entregó para que ahora, en este momento, seamos capaces de observar el futuro correctamente y relacionarnos con el Creador correctamente.

Si yo estoy totalmente reconciliado, y de forma agradecida acepto todo lo que sentí como negativo con respecto a mí mismo, al mundo, a mis familiares, y a personas más distantes, al Creador y a todo lo que Él me hizo, si entiendo eso por el hecho de que mediante eso transité por mi camino, y ahora gracias a ello me elevo por encima de esto, a pesar de mi ego, a pesar de mi crítica egoísta; yo puedo transformar todas mis sensaciones previas en gratitud, en adhesión al Creador. No es que simplemente lo perdone a Él, sino que entiendo, percibo, y siento que se me dio la oportunidad de comenzar ahora una conexión con Él, entonces estoy listo para revelarlo.

Por lo tanto, el futuro de la persona depende y está ligado a su gratitud por el pasado. Si corregimos nuestra actitud con respecto al pasado de crítica, y la convertimos en gratitud, de dolor y decepción en alegría, creamos la vasija correcta para la revelación del Creador.
(86605)
De la Convención en Kharkov “Unidos Para Ascender” del 19 de Agosto del 2012, Taller 7

Material Relacionado:
Como vencer los descensos avanzando
Familiarizándome desde detrás de la puerta
Capturando la cuerda

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: