La Luz del alma traspasando la barrera del ego

Baal HaSulam, “600.000 almas”: Está dicho que existen 600.000 almas, y cada alma se divide en varias chispas. Debemos entender cómo es posible que lo espiritual se divida, ya que inicialmente, fue creada un alma, el alma de Adam ha Rishon. En mi opinión en realidad existe sólo un alma en el mundo, y está escrito (Génesis, 2:7), “y exhaló en sus fosas  nasales el aliento de vida”. La misma alma existe en todos los hijos de Israel, completa en todos y cada uno, como en Adam ha Rishon, ya que lo espiritual es indivisible y no puede ser cortado, lo cual es más bien un rasgo de las cosas corporales. Aun así, decimos que hay 600.000 almas y chispas de almas que aparentan estar divididas por la fuerza del egoísmo en cada persona.

Al principio sentimos que existimos por fuera del alma común porque nuestro ego nos separa de esta como una barrera. En última instancia, todos alcanzan completamente esta única alma común, la vasija espiritual, el deseo corregido de la criatura que está en adhesión con el Creador en el mundo del Infinito. El Creador creó sólo esta única alma de Adam ha Rishon. Pero a causa de la fuerza de fragmentación, que ha entrado en nosotros, cada uno se siente sólo a sí mismo. Sin embargo, en virtud de acciones llamadas “la Torá y los mandamientos”, la persona tiene la oportunidad de atraer hacia sí la Luz del alma común, si quiere acercarse a esta. El alma es una conexión de almas fusionadas en un todo único. Cuanto más aspire a ello la persona por medio del grupo, los amigos y el estudio, más grande es la iluminación que invoca desde ahí. Esta iluminación le ayuda a remover la división que la separa de esta alma y a revelarla. Es decir, todos descubren que están dentro de esta alma. Pero las partes en las cuales, como nos parece a nosotros, estamos divididos ahora al imaginar diferentes personas, difieren unas de otras y surgen de diferentes raíces, algunas se relacionan con las 600,000 almas, y otras con las chispas. Pero esto determina sólo las diferencias en el camino: quién va primero, quién al final, y quién a la mitad en el proceso de corrección; quién pertenece a los grados de HBT, HGT, NHY, “padres”, “hijos”, o el mundo entero. Y en última instancia, todos descubren el alma común en toda su plenitud, sin ninguna diferencia entre nosotros.

(86542 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 2620 de Agosto del 2012, “600.000 almas”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta