La revolución cabalística y la oscuridad antes del amanecer

Pregunta: Baal HaSulam dice que si no mantenemos el equilibrio entre las fuerzas de recepción y otorgamiento, la naturaleza nos castiga. ¿Por qué deberían ser castigadas las personas si ellas no saben nada al respecto?

Respuesta: No se trata de un “castigo” en el sentido usual, sino más bien de la forma en la que la persona es evocada hacia la auto corrección. En los niveles de la naturaleza inanimado, vegetativo y animado, el “castigo” es la propia corrección. Por otro lado, en el nivel humano el castigo es el despertar, el empujón para que la persona acelere su corrección en “Yo lo aceleraré” y no en “a su debido tiempo”.

Mientras tanto nosotros nos desarrollamos de acuerdo a los tres primeros niveles, al inanimado, vegetativo y animado, y nuestro desarrollo es un proceso natural, instintivo, que llamamos “de acuerdo al calendario “, “a su debido tiempo”, según el plan. Los cabalistas supieron de antemano las fechas aproximadas de las diferentes fases, pero a partir del siglo 15, la sabiduría de la Cabalá se volvió parte de esto como si estuviera  destinada a acelerar el proceso. Desde entonces, parte de la humanidad sigue recibiendo golpes “comunes” y problemas que la conducen al progreso científico, tecnológico, mientras que otra parte comenzó a recibir golpes especiales, intencionales y por medio de los cuales las personas son evocadas y giradas hacia la sabiduría de la Cabalá. Este despertar comenzó desde el Baal Shem Tov, quien le abrió realmente al pueblo judío las puertas para el trabajo interno y dio base a sus principios para las generaciones futuras. Él no escribió nada, sino que diseminó el método en una medida sin precedentes. Él era un hombre excepcionalmente práctico, teniendo en cuenta las condiciones de su tiempo.

Fue el Baal Shem Tov, quien inició el estudio de la sabiduría de la Cabalá para las masas. Él tenía el poder que le fue dado desde arriba, por supuesto, de insertar las chispas en un devastado país que había atravesado problemas tales como la pobreza y los pogromos en Europa del Este. Él organizó a las personas y construyo una red general entre ellas. Él comenzó a revelar la estructura de la realidad espiritual: los cinco mundos, Sefirot, Partzufim… entonces El Libro de Zóhar llegó a ser accesible a las masas, lo cual a su vez fue un evento sin precedentes. Fue posible que los Jasidim lo mantuvieran en sus bibliotecas puesto que la sabiduría de la Cabalá ya no estaba prohibida.

Los primeros alumnos del Baal Shem Tov fueron grandes cabalistas. Ellos fundaron movimientos jasídicos y escribieron libros que la gente podía aceptar. Estos libros, que están escritos en un idioma muy emotivo y hermoso, hicieron que la gente se acostumbrara al trabajo interior.

No es por casualidad que el Baal HaSulam tiene en muy alta estima al Baal Shem Tov, después de todo, él comenzó una verdadera revolución cabalística y abrió la puerta que solía estar bloqueada para todos aquellos que estuvieran interesados en ella. Él mismo todavía es un misterio, podemos hablar acerca de sus acciones, pero no sobre él.

Sus estudiantes llevaron a cabo su trabajo, cada uno según su carácter, y, finalmente, todos los movimientos jasídicos dieron un gran paso hacia el cumplimiento de la sabiduría de la Cabalá entre el pueblo. La gente empezó a respetar el alcance espiritual, la auto anulación y el amor por los demás. Conceptos tales como “Ama a tu amigo como a ti mismo” y “Adorarás al Señor con alegría” se convirtieron en parte de la vida. Fue un tiempo de trabajo interior muy intenso.

Sólo 200 años más tarde se produjo un descenso, cuando el movimiento Jasídico se convirtió en un “ritual” y la internalidad se convirtió de nuevo en externalidad.

Si volvemos a la pregunta, estamos ocultando los hechos de nosotros mismos, no queremos oír hablar de ellos, y en el momento en que nos olvidamos del trabajo espiritual, estamos retrocediendo inmediatamente en nuestro trabajo corporal. Aquí funciona el ego que nos controla y que oculta de nosotros incluso la más mínima conexión con el Creador, éste oculta Sus acciones, Su existencia. Nosotros no queremos saber nada de Él.

No es por casualidad que este ocultamiento es tan grande, éste construye el espacio para que la persona se estabilice. Por otro lado, a ella se le recuerda lo que es importante y es evocada y llevada al grupo. Este proceso se extenderá gradualmente por todo el mundo, pero primero hay un período de oscuridad, que es la base sobre la cual la persona debe construirse a sí misma en el futuro.

(84557)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/02/12, “Introducción al Libro del Zóhar”

Material relacionado:
El resorte sigue contrayéndose
El complejo proceso del crecimiento espiritual

La luz infinita o la oscuridad infinita

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta