La Única Razón Para El Remordimiento

Al principio, nos atribuimos a nosotros mismos todos nuestros vicios y virtudes. Cuando alguna mala cualidad, que es insoportable, se revela dentro de la persona, entonces ella empieza a lamentarse por sus acciones pasadas o actuales. Ella en especial deplora el pasado, ya sea el pasado inmediato o el más lejano. Sin embargo, debido a esto, ella no se rebaja, no se vuelve humilde, aunque a ella le parezca que sí.

En lugar de lamentar el pasado, ella debe decidir por encima de esta sensación de pesar, que le ha sido dada por el Creador, que no existe nadie además del Creador. Después de todo, todo lo que sucedió en el pasado fue hecho por el Creador. Y el hombre no tiene ninguna razón para lamentarlo.

Por el contrario, la persona no debe ceder ante sus sentimientos egoístas ni suponer que ella ahora es una persona justa si se arrepiente de sus malas acciones, de su mala actitud hacia alguien, de sus errores, de la debilidad y la ira. Después de todo, el Creador lo organizó todo de esta manera y es Él quien está mostrándole al hombre que él no es capaz de conectar todos estos eventos con el Creador.

Es por eso que uno necesita lamentarse no por el pasado o lo que ocurrió, sino por el hecho de que actualmente no puede atribuirle todo solamente al Creador. Y si eso es así, entonces ¿dónde yace la vanidad del hombre? No está en el hecho de que una vez fue malo, sino en el hecho de que él no puede determinar por encima de todas sus percepciones, que no existe nadie además del Creador. Allí es donde yacen su humildad y debilidad.
(84550)
De la Preparación para La Lección Diaria De Cabalá del 2 de Agosto del 2012 

Material Relacionado:
Como podemos protegernos de la Naturaleza
Toda nuestra historia es solo la preparación para el ascenso
No hay nadie mas aparte de el

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: