Lo principal es acelerar el tiempo

Tenemos que establecer sistemas que despiertan constantemente al grupo. Si se nos dice que la diferencia entre la persona que avanza a su propio ritmo y la persona que avanza como una bestia forzada desde afuera se encuentra en el hecho de que la persona acelera el ritmo de su avance, (un par de pulsaciones a cada momento que procesa según la medida en la que avanza, el número de pasos que realiza por minuto), entonces sólo tenemos que impulsarnos nosotros mismos en todas las maneras posibles.

Rabash dice que si alguien grita que tu casa está en llamas, no te quedarías sentado, no asentirías aletargadamente con la cabeza, no continuarías la siesta por un par de minutos más, tú saltarías y correrías con el fin de salvarte.

Esta situación no nos parece real, por supuesto. ¿Por qué? Debido a que todo depende del entorno. Si el entorno es tranquilo, entonces, incluso si quisiera despertar, vendría aquí y me quedaría dormido. ¿Qué puedo hacer? No puedo resistirme a esta atmósfera.

Por lo tanto la estimulación de la persona depende totalmente del entorno. Si la persona no es obligada, avanzará de la forma habitual, “a su debido tiempo”. Toda nuestra corrección está en la aceleración del tiempo. Los estados están predeterminados para cada uno y no pueden ser cambiados. El cambio ocurre gracias a la preparación de la persona. Cada estado es una revelación de las Reshimot (recuerdos). Si la Reshimó se revela y yo quiero cumplirla y convertirla a un cierto nivel, tengo que estar preparado para ello. Si no estoy preparado, la Reshimó viene y solo me baja y me aleja más. Así que la próxima vez tendré que dar dos pasos y luego tres pasos, y así cada vez me encontraré más lejos y con mayor retraso.

Esto se aplica al mundo entero, puesto que no hay cuenta con las demás personas. Si ellas no han recibido un despertar hacia la espiritualidad, el “punto en el corazón”, la capacidad de acelerar su desarrollo, ¿cómo pueden ellas responder, para qué deben ser despertadas? Por esta razón la iluminación general influye en ellas, la crisis aparece y hay diferentes problemas y dificultades en cada nación y en cada parte de la humanidad, al igual que en la vida privada de cada individuo. Esto, sin embargo, no se llama “Providencia Divina”. Providencia Divina es cuando hay una relación entre la persona y el Creador.

(85313 – De la 4° parte de la lección diaria de Cabalá del 12 de Agosto del 2012, Escritos de Baal HaSulam)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta