Luchando por romper el récord: la marca de las relaciones familiares

Pregunta: Estoy confundido por su sugerencia de refrenar mi crítica con respecto a otros. Temo que si no libero esto, eventualmente explotaré o me saldrá una úlcera.

Respuesta: ¿Pero por qué necesito observar a todas las personas con un ojo crítico? Y si tal evaluación negativa ocurre automáticamente, significa que cada segundo tienes una oportunidad de elevarte por encima de tu insatisfacción cada vez más alto con el fin de ver virtudes en otros en lugar de sus defectos.

Es como si estuvieras constantemente invirtiendo tu impresión. Observas cómo algún terrible patán está comportándose mal y de pronto observas más de cerca y reconoces que es tu propio hijo. Oh, qué clase de error he cometido, ya que pensé que era el hijo del vecino el que se comportaba mal. Cuando veo que es mi hijo, sólo me conmueve su travesura.

Trata de ejercitarte a fondo. No serás capaz de lograr nada por ti mismo, pero ven con nosotros a los cursos y seminarios. Tú necesitas estudiar, entrenarte, y obtener soporte del entorno donde se valora ese tipo de actitud.

Y entonces, no estarás acumulando ninguna irritación dentro de ti y desarrollando una úlcera, sino al contrario ¡sentirás placer! Verás a tu alrededor y no verás ningún defecto en nadie. Ya que todas las fallas en otros que te irritan hoy, son tuyas. Y entonces verás un mundo perfecto.

Pregunta: Pero sólo llegaré a esa actitud al final, ¿cómo puedo vivir a través de la etapa de transición si no puedo hacerle ningún comentario crítico a mi esposa porque ella es el espejo? Debo transferir toda esa negatividad a mí mismo. Ni una palabra en todo el día, ¡entonces simplemente explotaré! Es bien sabido que es mucho mejor para la salud, y las relaciones familiares el hablar lo que piensas abiertamente y no acumular irritación dentro de ti ¿Pero debo permanecer en silencio?

Respuesta: Deben organizar un taller continuo entre los dos, ejercitarse, justo como los cursos de relaciones familiares donde les enseñaron a hablarse correctamente el uno con el otro. Discutan cómo se ven el uno al otro y que eso es un espejo en el que cada uno se ve a sí mismo. Hablen de la influencia del entorno, del egoísmo humano. Si discuten esto continuamente y lo experimentan, haciendo ejercicios, clarificando, cómo se ven el uno al otro y por qué, entonces esto se volverá un hábito que se volverá una segunda naturaleza.

Tal actitud se afianzará dentro de ustedes, y el entorno te ayudará a olvidarte de ello. Y de la misma manera, continuaremos con esto en casa. Nunca dejarás el seminario. Participas en este durante los cursos con el fin de continuarlo más tarde por el resto de tu vida.

El taller no es algo ocasional. Es como una dieta, que una vez que la has comenzado, no puedes dejarla. Y si la abandonas, entonces todos tus esfuerzos se vuelven nada. El propósito del seminario es darnos un impulso para movernos un poco más profundo dentro de una clarificación más precisa. Sin embargo, nunca abandonamos esta discusión, sino que la continuamos. Vamos de un seminario al otro, sólo que elevamos la marca cada vez más.

(85191 – De una charla sobre una Nueva Vida del 12 de Julio del 2012)

Material Relacionado:

Estudiándome a mí mismo en el espejo del mundo

El amor que cubre todas las transgresiones

El espejo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta