No es el obsequio lo que tiene valor, es la atención…

La solución está principalmente en la organización del entorno en el cual cada uno pueda ser capaz de llenar el tanque de combustible para trabajar por encima de la razón, es decir, del egoísmo. Para hacer esto, comenzamos a trabajar con algunas parejas casadas y a conducir ejercicios y discusiones.

Es similar a la forma en la que llegan las personas a una sociedad específica, por ejemplo queriendo perder peso sin tener idea de cómo hacerlo, sino teniendo sólo un gran deseo. De la misma manera, nosotros nos reunimos en grupos a 10-20 personas y nos influimos unos a otros. A partir de eso, cada uno siente la fortaleza, la importancia de la meta, y la presión.

Nosotros estamos unidos por una meta común, la cual es construir buenas relaciones familiares. Todas las parejas observan a tu familia y te imparten la fuerza para permanecer por encima del egoísmo mutuo, en amor y otorgamiento mutuo. Constantemente te alimentan con energía, importancia: te proporcionan los medios para permanecer por encima del ego. Mientras más parejas haya en tal grupo, mejores y más fuertes son. Aparte de eso, es importante cuán conectadas están con las demás.

Aún no llegamos a darnos cuenta de que nuestra naturaleza es el obstáculo más importante en el camino hacia una buena vida. Si aun no entiendes lo que es tu egoísmo, pregunta a tu esposa y ella te hablará de lo que eres. De la misma manera, puedes hablarle a ella de todos sus defectos.

Sin embargo, los defectos que todos quieren cambiar en el otro son en realidad su propio egoísmo, justo como en un espejo. Todo lo malo que veo en la parte opuesta me pertenece, sin duda. Incluso si estoy seguro de que esas cualidades no son características mías en absoluto, sino que la otra parte lo ha heredado de su madre o abuela, en realidad, todas ellas son mis propios defectos.

Sin embargo, entendemos que no tenemos opción y que debemos deshacernos de nuestra crítica, elevarnos por encima de ella, por encima de toda la negatividad que vemos en nuestra pareja. Mientras que al mismo tiempo ella se comporta exactamente de la misma manera conmigo, elevándose por encima de su crítica, así nos relacionamos entre nosotros como si estuviéramos en completa perfección. Mi pareja es realmente ideal y mi único deseo es hacer realidad todos sus deseos. Yo estoy dispuesto a hacer todo por ella. Y exactamente de la misma manera, ella quiere hacer todo por mí.

Si tenemos el combustible necesario, entonces realizaremos todo eso. Y entonces no estaremos demandando pruebas de devoción incondicional día y noche. Al contrario, veremos que en virtud de nuestro amor, no demandamos casi nada el uno del otro. Estoy feliz de hacer yo mismo todo por mi pareja, y ella por mí. Resulta que disfrutamos las cosas más pequeñas, más simples, y de esto obtenemos un gran placer mutuo.

No necesitaré comprarle obsequios costosos; sólo una sensación interna que nos llena de tal manera que ya no necesitamos nada. Nos sentimos de forma similar a los recién casados, dispuestos a vivir en un pequeño departamento en las condiciones más modestas, sólo para estar juntos. Esto es lo que significa “el amor cubre todas las transgresiones”. No hay transgresión o defecto, que no pueda llenarse con amor.

(84987 – De una charla sobre una Nueva Vida del 12 de Julio del 2012)

Material Relacionado:

Espejito, espejito muéstrame toda la verdad
Una familia es un apoyo y un modelo
Una alianza de almas relacionadas

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta