No Puedes Evitar Los Obstáculos

Pregunta: ¿Por qué sucede que incluso ahora, cuando la ciencia de la Cabalá se revela, existe el peligro de que la externalidad controle a la interioridad?

Respuesta: Todo se revela sobre el trasfondo del creciente ego y también aquí es donde está el peligro; cómo culminaremos la corrección ¿Con el fin de recibir o con el fin de otorgar? ¿Qué camino seguiremos, el camino de la Torá y el camino del sufrimiento? Esto se debe a que la fuerza positiva crece en oposición a la fuerza negativa.

Así que no hay menos problemas con la revelación de la Cabalá. Es porque somos menos capaces de escuchar algo y porque hay un incremento cada vez mayor de la dureza del corazón. No es coincidencia que los últimos golpes antes del éxodo de Egipto fueran tan difíciles.

Pregunta: ¿Pero es posible distorsionar la idea en sí en nuestros tiempos?

Respuesta: La persona quiere contradecir las cosas automáticamente y a menos que sienta que por una parte no tiene opción y, por otra, puede salvarse a sí misma con este método, no lo aceptará. Así que tiene que ser abordada con mucho tacto, y la verdad tiene que estar envuelta en envolturas tales que no evoquen ninguna resistencia en las personas.

No es un asunto de “propaganda inversa”, sino de naturaleza humana, del ego que es un “ayudante”. El Creador está ahí así como el Faraón que no quiere escuchar nada y causa diferentes interrupciones para que te corrijas de esa manera, aprendas como elevarte, y entiendas la sabiduría de la Cabalá más profundamente, con el fin de superar los obstáculos de forma más poderosa y descubrir la verdad hasta que comiences a enseñarles a otros. Todo eso es parte del proceso de corrección. No puede ser un camino corto y fácil.

Sin importar cuántos más enemigos y adversarios haya, necesitamos entender que es un resultado del sistema ¿Cómo se revelará el corazón del Faraón? Sólo mediante tenacidad y crueldad. Puede parecer que uno o dos golpes son suficientes: ¿Por qué necesitamos todas las plagas de Egipto hasta la “muerte del primogénito”? Pero el Faraón no se rinde; incluso el escape es en medio de la oscuridad.

Entonces tenemos que ser muy amables y explicar una y otra vez y ayudarles a las personas a afrontar su ego. No importa lo que puedan decir de nosotros, no hay otra manera. Así como no podemos elegir el carácter de nuestros hijos, nosotros tenemos que cuidarlos de forma amorosa, sin importar lo que suceda. El niño podría salirse de control y no escuchar, podría ser muy desobediente, ¿pero qué puedes hacer? Después de todo es mi hijo, nació y yo tengo una conexión interna con él que no puede romperse.
(84554)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/2/12, “Introducción al Libro del Zóhar”

Material Relacionado:
El rompecabezas de 7 mil millones de piezas
La difusión es la corrección de mi “yo”
Los mandamientos son los peldaños de unidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: