Resurrección de la muerte

Toda la humanidad existe en un sistema que se asemeja a nuestro cuerpo, el cual está compuesto de partes interconectadas. Esta conexión ya existe. El problema es que ésta no opera correctamente.

Tras la ruptura de los deseos, cada fragmento comenzó a operar por el bien de sí mismo. La conexión entre ellos permaneció, sólo que se volvió opuesta a lo que debe ser porque cada uno sólo deseaba recibir para sí mismo.

Así es como el sistema se desarrolló tras la ruptura, volviéndose cada vez peor. Esto se debe a que el deseo de recibir comenzó a revelarse a sí mismo con mayor fuerza y las personas pensaron que incluso si su conexión era egoísta, aun así los ayudaba a desarrollarse. Los economistas de hoy aún piensan que la competencia es buena porque dirige a la humanidad a la prosperidad y al éxito.

Pero esto sólo aparenta ser bueno en la superficie porque la persona se siente cómoda en su egoísmo. Sin embargo, en esencia, todo nuestro desarrollo está diseñado sólo en aras de revelar el mal que está contenido en nuestro egoísmo, y nosotros revelaremos esto al final de nuestro desarrollo egoísta.

En todo el transcurso de la historia, la conexión egoísta entre las personas (o las almas rotas) ha estado creciendo constantemente. Entre ellas, existen ciertas almas, que se revelan aquí y allá, que no desean existir de acuerdo a las leyes de recepción y competencia, sino que desean existir en otorgamiento mutuo y ayudarse mutuamente. Esas personas están revelando el método de una nueva conexión altruista que les permite elevarse por encima de su egoísmo hacia un estado de otorgamiento.

Al corregirse a sí mismas, esas personas se vuelven una parte positiva del sistema general. Esos son los cabalistas, personas especiales que han  revelado la fuerza de otorgamiento, y gracias a ellos, esta fluye hacia el cuerpo general o al alma general como sangre nueva. Este flujo causará que el alma general cobre vida y despierte.

Todo este mecanismo está comenzando a despertar de la muerte. Al fin y al cabo, estaba completamente destruido, y ahora hay partes de este que están comenzando a sanarse al conectarse entre ellos. Esas partes están volviéndose más activas dentro del sistema y reforzando su conexión mutua, despertando así a todo el sistema e inyectándole la fuerza de otorgamiento a través de conexiones naturales que existen entre todas sus partes: las partes rotas, las partes corregidas, y aquellas en proceso de corrección.

Como resultado, todas las partes del sistema están recibiendo un pequeño empuje de energía e inspiración de las partes que se están corrigiendo. Por esta razón los justos son llamados los cimientos del mundo.

Incluso si no diseminamos extensivamente, nuestro trabajo y esfuerzos en unirnos afectarán las partes del sistema que no son capaces de descubrir el método de corrección por sí mismas. Después de todo, nosotros existimos en un sólo campo, en un sólo organismo, pero, con el fin de acelerar el proceso tenemos que incluir la diseminación externa.

Baal HaSulam escribió acerca de la necesidad de revelar la ciencia de la Cabalá en su artículo, “Tiempo de actuar”, así como en su periódico, La Nación. Esto ayudó a despertar a las personas, lo cual corresponde con nuestros tiempos increíblemente acelerados.

Esto le da a cada parte del sistema la oportunidad de despertar y de ver que nuestro estado de crisis no es accidental y que no estamos condenados a sufrir pasivamente todas nuestras vidas. La crisis es una señal de que debemos aceptar el método de corrección lo más pronto posible.

La Luz, el poder de corrección, llenado y otorgamiento, entra al sistema general sólo a través de sus partes corregidas. Las partes corregidas del sistema son llamadas Israel (directo al Creador), y su número está creciendo porque más partes nuevas están despertando hacia la corrección.

Ellos son llamados la parte interna del alma general. El resto de las partes que aún no están corrigiéndose son llamadas la parte externa de las naciones del mundo. En última instancia, todos se unirán y llegarán a la completa corrección.

(85578 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 15 de Agosto del 2012, Shamati # 69)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta