Un camino sin fin

Baal HaSulam, “Introducción al Libro del Zóhar”, ítem 55: Esto se debe a que él alcanza las Luces y los grados de su alma, llamados NRNHY, de acuerdo a la medida de pureza de su deseo de recibir. Y con cada grado que alcanza, las Luces de ese grado le ayudan en su purificación. De este modo, él se eleva en grados, hasta que alcanza los regocijos de la meta final dentro del Pensamiento de la Creación.

Pregunta: ¿Está destinado a todas las almas el nivel de “recibir con el fin de otorgar”?

Respuesta: Sí y no. También puede ser alcanzado indirectamente por medio de la incorporación, puesto que estamos hablando de un sistema analógico que es perfecto e integral en el que todos están conectados con todos los demás y el patrón general está en todos como en una imagen holográfica.

Todo el problema está en saber cuál es mi papel en este cuadro: ¿Soy parte de la “pierna”, de la “cabeza”, del “corazón”, o de otro órgano en el “cuerpo”general? Definitivamente yo lo alcanzaré todo, pero yo alcanzo mi parte en el sistema de manera activa al funcionar de forma independiente.

Yo tengo mi propia deficiencia y también la deficiencia que adquiero de todos los demás. Existe un yo que se deriva de mi elemento y existen todos los demás. Así que nuestro alcance no es idéntico. Todos alcanzan el sistema entero como una totalidad y se encuentran en Ein Sof (Infinito), pero al mismo tiempo, todos “envidian” a los demás, puesto que cada uno tiene un punto de partida diferente. Esto también requiere trabajo y la corrección.

Entonces nos elevamos a tal nivel que, en el ínterin, no sabemos nada. El desarrollo continúa y desaparece en algún lugar. Las vasijas tendrán que crecer y convertirse en algo que no conocemos…

Pregunta: ¿Por qué la persona tiene para alcanzar el pensamiento de la creación?

Respuesta: Debido a que este es el deseo del superior, del Creador, ya que el pensamiento de la creación es el Creador.

Nuestras palabras son inadecuadas, pero tenemos que usarlas. Se nos dice que hay una realidad inalcanzable llamada el Creador. Él es inalcanzable, pero existe un pensamiento de la creación, es decir Su actitud hacia nosotros.

Como resultado de Su pensamiento acerca de nosotros, algo fue hecho. Él creó un deseo de recibir e hizo con él cosas diferentes. Pero no se trata de que permanezcamos en este deseo de recibir. El deseo y la Luz son los dos únicos atributos, recepción y otorgamiento, los cuales Él ha escogido para elevarnos eventualmente por encima de ambos.

Esto significa que nos elevamos no sólo por encima de la recepción, sino además por encima del otorgamiento, porque no seremos capaces de existir sin los demás. Nosotros tenemos que entender Su pensamiento de la creación y elevarnos aún más hacia aquello de lo que no podemos hablar hoy, porque no sabemos qué es.

Este es el camino del alcance que nos lleva a un final desconocido. En nuestros deseos no podemos siquiera alcanzar algo que sea más alto que ellos, mientras que aquí hablamos de algo que está más allá de Gmar Tikun (el final de la corrección). Todavía tenemos que entender que aquí es donde están las metas que realmente coinciden con las del Creador. Al aclarar el proceso que atravesamos, tenemos que decir que Su actitud hacia nosotros no está por debajo del nivel en el que Él está y sobre el cual no sabemos nada, puesto que incluso las raíces de las que se derivan nuestras ramas no se derivan de este.

Así que al saber esto, también debemos entender dónde estamos hoy.

(84455)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/01/12, “Introducción al Libro del Zóhar

Material relacionado:
Pasos sobre un gran camino
El tabernáculo es el lugar de nuestra vida espiritual

Un filtro en el camino hacia el creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: