Una Base Desperdiciada

La humanidad se desarrolla desde el pequeño egoísmo a uno de gran tamaño. Hace algún tiempo, la persona descubría de manera natural que necesitaba una familia y, además que, cuanto más grande la familia, más segura era. De esta manera, instintivamente comenzaba a unirse con los demás, cuando salía de un estado de barbarie.

Las familias crecían y se convertían en tribus, y se expandían tanto que las personas que solían estar alejadas, se acercaban. Aparecieron los pueblos y ciudades, los lazos familiares dieron paso a formaciones más extensas, a naciones que vivían en su propio país y se conectaban por medio de su pertenencia a su destino común, a una mentalidad común.

Sin embargo, los lazos familiares también mantuvieron su poder, lo cual permaneció como algo necesario para la existencia hasta hace poco. Sólo durante las últimas décadas, hemos destruido estas fronteras, al ofrecerles a las personas servicios que ya no les permiten sentir la necesidad de una familia. Esto condujo a la crisis en la institución de la familia, porque el matrimonio ya no promete los mismos beneficios. Al mismo tiempo, la sensación de pertenencia a una nación, es muy importante para la persona.

Sin embargo, nosotros continuamos desarrollándonos, y hoy, nos guste o no, está creciendo dentro de nosotros un nuevo sentimiento, que ahora abarca todo el globo. Esto se debe a que las nuevas tecnologías y comunicaciones han hecho pequeño y accesible al mundo. Hoy en día este está encargado de gran interdependencia, las distancias se vuelven más pequeñas, los sistemas se unificaron, y nosotros estamos acercándonos al estado de un todo único.

De esta manera, si antes la noción de “familia“, aunque debilitada, se extendió por todo el camino hasta las fronteras del país y era tan grande como la nación misma, ahora abarca a toda la humanidad. La migración es cada vez mayor, las naciones están mezcladas, las fronteras está borrándose, hoy, todo está moviéndose en esta dirección.

¿Qué podemos decir sobre el pueblo de Israel dentro de esta conexión? Su base fue puesta por un grupo de cabalistas creado por Abraham. Estas personas no estaban conectadas de ninguna manera, a excepción de una sola cosa: En una determinada etapa de su desarrollo interno, ellos sintieron que la unidad era el camino para alcanzar al Creador.

Los otros residentes de la antigua Babilonia también se esforzaron hacia el Creador, pero de otra manera, ellos estaban construyendo la torre de Babel de manera egoísta, deseando ser como Él. Estas ambiciones siguieron creciendo a lo largo de toda la historia: “Nosotros controlaremos nuestras propias vidas, jugaremos con el comercio y la producción, conquistaremos el cosmos, nosotros, nosotros, nosotros…”

Sin embargo, incluso entonces, algunos babilonios ya querían alcanzar la esencia de la vida, y no sólo seguir complaciéndose a sí mismos de cualquier manera posible. Después de todo, el propósito de la vida es alcanzar la esencia de ella. Y es por eso que, cuando surgió la crisis y la Torre de Babel fue destruida, esta gente escuchó a Abraham y entendió que hay un método que permite penetrar en la esencia y revelar la fuerza superior.

Y hoy, estamos en una situación similar. Los individuos que están entre los modernos “Babilonios” del mundo, se reúnen en el grupo de Bnei Baruj con el fin de revelar al Creador. Ellos son llamados los “hijos de Israel“.

Además, existe el pueblo de Israel “corporal”, los descendientes de aquellos que una vez salieron de Babilonia con Abraham en la primera crisis global. Las Reshimot, las “huellas” del camino que han recorrido, permanecieron dentro de ellos, y nosotros debemos cuidar de ellos. Esto se debe a que cada uno de ellos tiene “marcas” del ascenso anterior y de la ruptura que lo siguió.

Esta es la razón por la cual la gente los odia: Por un lado, al romperse, ellos le han pasado chispas de otorgamiento al mundo entero, y por el otro, todos sienten que son únicos y que una cierta oscuridad proviene de ellos como consecuencia única de las chispas, y la oscuridad como consecuencia de la situación actual.

Nosotros todavía revelaremos mucho a lo largo del camino, pero de una manera u otra, hoy ha llegado el momento volvernos hacia la nación, a los descendientes de los estudiantes de Abraham, a los descendientes de la antigua Babilonia. Como Baal HaSulam escribe en su diario La Nación, ellos mismos deben despertar una conexión nacional en su entorno. Y esta conexión sólo puede basarse en una sola cosa: el principio de amar al prójimo como a sí mismos. El pueblo judío fue fundado inicialmente de esta manera, y ¿podrían ellos estructurarse de otra forma hoy en día? Todos los intentos solo demuestran que sin su base, esta nación es como una bolsa de nueces, lista para desmoronarse y expandirse, a la primera oportunidad, por todo el mundo.

Y esta es la razón por la que Baal HaSulam escribe: “Es por eso que yo dije que tenemos que arreglar por nosotros mismos una educación especial por medio de una amplia circulación, inculcar en cada uno de nosotros un sentimiento de amor nacional, tanto de una persona a otra, como de los individuos hacia la totalidad, y redescubrir el amor nacional que fue inculcado en nosotros desde el momento en que estábamos en nuestra tierra, en que éramos una nación entre las naciones”.

Si la nación falla al adquirir su base, no se las arreglará para permanecer dentro de las fronteras del país y sentar allí sus raíces. Por esta razón el mundo entero no está de acuerdo con el regreso de los judíos a su tierra, éste aun no siente que ellos tengan conciencia de nación para vivir en la tierra de Israel. Los judíos son capaces de vivir en cualquier lugar, y muchos aún no sienten que pertenecen y que están interconectados con los de su nación. Este vicio se siente en ellos y el mundo entero reacciona en consecuencia.
(85427)
De la 4° parte de la Lección Diaria De Cabalá del 13 de Agosto del 2012 , Escritos de Baal HaSulam

Material Relacionado:
La era de la última generación
Cuando las personas se niegan a escuchar
La nación que se une por encima del ego

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: